Por qué se acumula la grasa en el abdomen

Cuando se acumula la grasa en tu abdomen no solo es un problema estético, en realidad puede tener muchas consecuencias en tu salud. La grasa abdominal reduce la densidad mineral ósea y aumenta el riesgo de padecer osteoporosis, además de duplicar el riesgo de padecer asma. Para erradicarla, en primer lugar necesitas entender por qué se está acumulando.

1. Te falta hacer ejercicio

Para mantener un peso equilibrado necesitas realizar alguna actividad física cardiovascular moderada diariamente. Hay muchísimas opciones para lograrlo según tus gustos y necesidades. Ni siquiera tienes que salir de casa, ¡puedes hacerlo mientras ves televisión!

2. Desequilibrio en tus hormonas

Ciertas hormonas que intervienen al metabolizar ácidos grasos se relacionan con una mayor predisposición a acumular la grasa en el abdomen. Estas hormonas son principalmente la hormona del crecimiento, la hormona luteinizante y la leptina.

3. Tu dieta necesita cambios

De verdad, tú eres lo que comes. Si te excedes en las calorías que requiere tu cuerpo comenzarás a acumular grasa en la región abdominal. Recuerda que la comida existe para proporcionarnos nutrientes y energía. Si te pasas de carbohidratos y grasas y no aportas fibra, vitaminas y minerales verás como tu cuerpo rápidamente acumula la grasa.

4. Antojos

Muchas veces lo que más nos afecta son los antojos entre comidas que tenemos. La mayoría de estos no son saludables y aumentan nuestra ingesta de grasas, azúcares y carbohidratos. Estos alimentos no aportan nutrientes positivos a tu organismo y comienzan a acumular la grasa en el abdomen.

5. Mucho alcohol

Si consumes demasiado alcohol te expones a generar grasa abdominal. Estas famosas calorías líquidas son extras a tu comida. Sin embargo, también hay que tomarlas en cuenta. Las bebidas alcohólicas tienen un alto contenido calórico y no te benefician si quieres bajar de peso.

6. Genética

Generalmente uno hereda la forma del cuerpo de sus padres. Es decir que podemos tender a acumular la grasa en las mismas partes del cuerpo. Analiza las zonas problemáticas que suelen tener tus familiares y así sabrás si tienes riesgo.

7. Demasiado estrés

Cuando te estresas se estimulan las glándulas adrenales y liberan adrenalina y cortisol. Cuando el cortisol aumenta en sangre, favorece la formación de grasa en el organismo que se deposita en el abdomen. Además, entre los 20 y 55 años este exceso de grasa aumenta el riesgo de padecer migraña y jaquecas.

Este video te puede gustar