Las vitaminas que ayudarán a la inteligencia de tus hijos

La nutrición de tus hijos es la parte más importante de su crecimiento. Es un hecho que cuando ellos están sanos aprenden mejor y son capaces de desarrollar al límite todas sus capacidades. Lamentablemente, aún existe mucha desnutrición. Y la carencia de vitaminas y minerales tiene un efecto terrible en el organismo de todos los seres humanos. Es importante que conozcas dónde puedes encontrar los nutrientes que ayudan al crecimiento de tu hijo.

Las vitaminas que debes procurar darle a tus hijos

La presencia de vitaminas y minerales aumenta la capacidad del sistema inmune, por lo que protege a tus hijos de cientos de enfermedades. Además, debemos estar conscientes de la calidad de alimentos que ingieren durante la infancia, pues eso afectará en gran medida su vida. Según la OMS, uno de los grandes problemas a los que se enfrenta el sector de salud pública es la deficiencia de vitamina A, zinc, hierro y sodio. Como mamás, es importante asegurarnos de brindarles a nuestros hijos la nutrición adecuada, ya que la falta de estas vitaminas durante la etapa preescolar y escolar, puede tener graves repercusiones en su desarrollo.

Las consecuencias de la desnutrición

La desnutrición infantil puede manifestarse de diversas maneras. Las banderas rojas son muy claras: la talla de tu hijo es menor a la de sus compañeritos a esa edad, pesa menos o su altura está muy por debajo del promedio. Que tu peque presente estos problemas es grave, ya que significa que ha permanecido un tiempo prolongado sin la debida nutrición. Afortunadamente, hay muchas soluciones a este problema. No obstante, siempre es mejor prevenir esta situación. Existen algunas vitaminas a las que debes prestarles mucha atención.

Niños autistas: Estos son los síntomas más frecuentes

Debes fortalecer su sistema inmune con…

  • Vitamina C: Aumenta la resistencia a las infecciones, principalmente de vías respiratorias, fortalece los tejidos y mejora la cicatrización. Además, favorece la absorción del hierro.
  • Zinc: Ayuda a tu hijo a mantener su sistema inmune con mayor resistencia a las infecciones y, además, contribuye al crecimiento y desarrollo del sistema nervioso.
  • Vitamina E: Contribuye en la función neuromuscular y tiene una acción antioxidante que ayuda a proteger a las células de los radicales libres. Los radicales libres son agentes generados por la contaminación, estrés o medicamentos que dañan las células.

Recuerda que la alimentación de tus chiquitos puede ayudarles a llegar a todos sus objetivos . Cuidalos y amalos mucho.

Este video te puede gustar