¿Sabías que la resaca puede arruinar toda tu dieta?, ¡ups, es en serio!

Los excesos suceden. Tras una noche de alcohol es normal que sientas un apetito voraz. También el típico dolor de cabeza, náuseas y una sensación de malestar general. Sientes como si te hubiese pasado un tren por encima. El hambre voraz antes de dormir o temprano por la mañana tiene una explicación científica. Lamentablemente la resaca puede arruinar la dieta de todo un mes.

El exceso de alcohol

Cuando existe una ingesta de alcohol excesiva tu cuerpo reacciona. El metabolismo del alcohol puede alterar el equilibrio de glucosa en la sangre. La razón es que se agota el almacenamiento de glucógeno o carbohidratos. El glucógeno es la fuente de energía que usa tu cuerpo a diario. Este se acaba porque tu cuerpo trabaja al máximo para deshacerse del alcohol que estás consumiendo. El  resultado de que este se termine es el hambre descomunal que acompaña a la resaca.

Lo que más se come durante la resaca

El glucógeno suele venir de los carbohidratos, por lo que es muy común que las personas con resaca tengan un gran deseo por comer pan y comida grasosa. Además, es normal que prefieras la comida salada a la dulce, ya que tu cuerpo se encuentra en un estado de deshidratación. Pero espera, eso no es todo. Se ha comprobado que no tienes que ingerir tanto alcohol para que tu hambre aumente. De hecho, con solo tres ingestas de alcohol los niveles de la hormona de la saciedad bajan hasta 30%. Así que no importa cuánta fuerza de voluntad tengas en este punto, porque tu cuerpo dará la orden para que comas algo de carbohidratos. Eso tirará por la boda tu esfuerzo y tu dieta.

El alcohol afecta a cada persona de forma diferente

Al final todo depende de cómo tu cuerpo procese el alcohol. De cualquier manera, después de una noche de copas es una gran idea que tomes medidas para recuperarte. Tomar mucha agua y en todo caso comer alimentos que no contengan una gran cantidad de calorías es buena idea. Además de evitar las bebidas alcohólicas y descansar.

Combinar dieta y alcohol es una mala idea. Si quieres bajar de peso rápidamente lo mejor es abstenerse de consumir bebidas alcohólicas por lo menos durante un mes completo.

Este video te puede gustar