Cómo saber si tus pastillas anticonceptivas están haciéndote subir de peso

Las pastillas anticonceptivas son elegidas por muchas chicas para protegerse de un embarazo no deseado. Sin embargo, hay muchos rumores en torno a ellas y si te hacen engordar o no. Justo por eso queremos aclarar algunas de las dudas más comunes sobre este método anticonceptivo.

Lo que debes saber sobre las pastillas anticonceptivas

¿Engordan las pastillas anticonceptivas? Las últimas investigaciones aseguran que las píldoras no engordan a todas las mujeres. De acuerdo a una revisión de estudios realizada por la Biblioteca Cochrane, y recogida por el Instituto Alemán para la Calidad y la Eficiencia en Salud (IQWiG), no puede afirmarse que la píldora ni el resto de anticonceptivos hormonales tengan un efecto seguro sobre el aumento de peso. Por lo tanto, habrá mujeres que se vean afectadas con un incremento de peso y otras no.

Lo que más preocupa

Sin duda alguna, el aspecto negativo de los anticonceptivos que más preocupa a las usuarias es el posible aumento de peso. A esto se agrega cambio de ánimo. Debido a esto, las chicas optan por no tomar los anticonceptivos en el período en que son más vulnerables a embarazos no deseados. Sin embargo, es una de las mejores opciones que puede considerar una mujer con una pareja estable.

El aumento puede ser moderado

El aumento de peso tras el consumo de la píldora podría ser moderado. La doctora Cristina Martín explica que los efectos de las píldoras en relación a la báscula serían otros. “Las píldoras no engordan, provocan retención de líquidos y aumento del apetito“. Hormonalmente se produce un estado similar al del embarazo, si no comes más de lo que gastas no tienes por qué engordar.

Para evitar subir de peso es preciso seguir un estilo de vida saludable. Elegir alimentos magros, ricos en nutrientes y bajos en grasa, y además hacer ejercicio, sin duda ayudará a no ganar peso. Si tu dieta no es muy saludable y casi no realizas actividad física, quizá sea esta la causa de los kilitos de más y no la píldora. No puedes culpar únicamente a las hormonas que absorbes de los cambios que pueda tener tu organismo.

Este video te puede gustar