S.O.S., señales que indican que un embarazo es de alto riesgo

La maternidad es una decisión muy importante y debemos tomarla con gran sentido de responsabilidad. Nuestras condiciones psicológicas, emocionales, sentimentales, económicas y físicas son fundamentales. A continuación te presento algunos factores que influyen para que exista un embarazo de alto riesgo. Toma nota y no los dejes pasar.

Condiciones de la madre

Existen algunas condiciones físicas que aumentan la probabilidad de que se presente un embarazo de alto riesgo. Algunas de ellas son:

  • Edad: Las mujeres menores de 18 años y mayores de 35 son más propensas a tener complicaciones durante su embarazo. En el caso de las adolescentes, su cuerpo no está preparado para alojar a un feto. Por otro lado, las mujeres mayores pueden experimentar diabetes gestacional, hipertensión y preeclampsia, entre otros padecimientos.
  • Peso: Aquellas mujeres con extrema delgadez son vulnerables a sufrir un aborto espontáneo o tener un parto prematuro. Esta condición también limita el crecimiento del bebé y provoca que nazca con bajo peso.
  • Estilo de vida: Quienes no llevan un estilo de vida saludable tienen más problemas durante el embarazo. Deben alimentarse sanamente y hacer ejercicio, así como evitar fumar, beber alcohol y consumir drogas.

Síntomas

Algunos de los síntomas que pueden alertarnos de sufrir un embarazo de alto riesgo son:

  • Sangrado vaginal: Al inicio del embarazo el sangrado es normal hasta cierto punto, pues indica la implantación del óvulo en el útero, por ejemplo. Sin embargo, si experimentas sangrado excesivo acompañado de cólicos agudos necesitas consultar a tu médico.
  • Fuertes dolores de cabeza: Los dolores de cabeza durante el embarazo también suelen ser normales, pero si identificas dolor exagerado o que no se quita, acude con el médico. Podría tratarse de un síntoma de hipertensión o preeclampsia.
  • Baja actividad del feto: Conforme avanza el embarazo, los movimientos del bebé aumentan, si notas baja actividad en tu vientre, es prudente que visites al especialista. En algunos casos, el bajo o nulo movimiento del feto indica un retraso en su crecimiento.

Mantente atenta a cualquier cambio durante tu embarazo, tu bienestar y el de tu bebé están en juego.

Este video te puede gustar