Rutinas de entrenamiento, ¿cada cuánto tiempo deben cambiarse para mantener su eficacia?

Las rutinas de entrenamiento son uno de los pilares más importantes para muchas personas en la actualidad. Sin embargo, parece que seguir la misma rutina por mucho tiempo no es tan eficaz. A continuación descubrirás por qué.

No caigas en la rutina

A pesar de que se les conoce como rutinas de entrenamiento, lo que debes hacer es, justo, evitar caer en la rutina. Cambiar cada cierto tiempo de ejercicio o intensidad es bueno para no aburrirte. Además, al modificar tu entrenamiento obtienes resultados más prometedores. Seguir con las mismas rutinas de entrenamiento por mucho tiempo solo hace que tu cuerpo se acostumbre al esfuerzo. Con el paso del tiempo se te facilita realizarla y al no efectuar tanto esfuerzo pierde eficacia.

Menos sacrificio y menos calorías

Hacer las actividades sin tanto esfuerzo trae como consecuencia que tu cuerpo queme menos calorías y los músculos trabajan menos. Si de verdad quieres que el ejercicio sea eficaz, debes percibir la tensión e intensidad a la hora de entrenar. Para que tu entrenamiento funcione, debes saber que el tiempo de adaptación es diferente en cada persona. Se recomienda cambiar de rutina cada mes. No se trata de que cambies el ejercicio de manera radical, se trata de que agregues más dificultad para que valga la pena. Puedes practicar natación en cada intermedio de tus actividades.

Sin importar el entrenamiento que realices, asegúrate de hacer actividades que no pongan en riesgo tu salud. Para saber qué sí o qué no es bueno para ti, consulta con tu médico y un entrenador profesional. No olvides que para obtener un buen rendimiento es necesario seguir una buena alimentación y descanso. De lo contrario podrías poner en riesgo tu salud por hacer actividades sin aprobación previa de los especialistas.

Este video te puede gustar