Rutina de yoga para empezar con buen humor tu día

Empezar el día con buen humor y el cuerpo relajado es una sensación deliciosa. No hay nada mejor que sentirse bien consigo misma, con la mente despejada y con el cuerpo relajado. Así pueden ser todos tus días, solo tienes que seguir esta buenísima rutina de yoga después de levantarte. La mejor parte es que no te tomará ni cinco minutos. ¡Es grandiosa!

Flor de loto, 1 minuto

 GIF

La postura de flor de loto está diseñada para abrir las caderas y ganar flexibilidad en las rodillas y tobillos. Podrás comenzar tu día de buen humor si practicas esta posición. Como es tranquila, silenciosa y te relajarás por completo. Como verás, tiene forma de triángulo y fomenta la energía del conocimiento, voluntad y acción; prácticamente la energía de la vida. Antes de comenzar haz un ligero calentamiento de las caderas para evitar lesiones. Esto es lo que tienes que hacer:

  • Siéntate en el suelo con las piernas cruzadas y dobladas. Cada pie debe estar debajo de los muslos de la otra pierna.
  • Una vez sentada, estira tu espalda firmemente.
  • Aguanta en esta posición durante un minuto, inhala, exhala y relájate.

Cobra, 30 segundos

 GIF

Esta postura elimina la tensión de la parte baja de tu espalda; además, equilibra el flujo de la energía sexual con la energía umbilical. Para hacerla, solo tienes que seguir estos pasos:

  • Tienes que tumbarte boca abajo con las palmas de tus manos debajo de tus hombros y los dedos apuntado hacia adelante.
  • Suelta el aire de manera profunda un par de veces y después estira tu cuerpo desde la parte inferior hacia arriba.
  • Después, presiona el hueso púbico contra el suelo mientras metes el coxis hacia adentro.
  • Toma aire y sube el pecho sin presionar las palmas de tus manos.
  • Mantén tu cuerpo en esta posición durante varias respiraciones y relájate.
  • Ahora es momento de movilizar tu espalda. Presiona las palmas de tus manos y continúa curvando la columna para levantarla.
  • Relaja tus hombros y estira tus brazos mientras tu espalda sigue en movimiento.
  • Estira la parte superior del cuello y mantén esta postura durante varias respiraciones, expande tu pecho mientras tomas aire y alarga tu columna cuando lo sueltes.

Perro boca abajo, 30 segundos

 GIF

Con esta posición podrás eliminar el estrés, la depresión y la fatiga para continuar tu día de buena gana. Por si fuera poco, alivia el malestar menstrual, dolor de cabeza y de espalda. Simplemente es la postura perfecta para despejarse de las malas vibras. Sigue estos pasos para hacer esta postura:

  • Pon tus rodillas y manos sobre el suelo. Asegúrate que las rodillas se encuentren directamente debajo de tus caderas. Por otra parte, tus manos deben estar un poco más adelante que tus hombros.
  • Siente la postura firme en los cuatro puntos donde te estás apoyando.
  • Inhala mientras doblas los dedos de tus pies hacia adelante. Apóyate en ellos para levantar tus rodillas del suelo mientras exhalas.
  • Debes de sentir el peso de tu cuerpo en las manos y en la parte delantera de tus pies. De tal manera que distribuirás tu peso en ellos.
  • Presiona la parte superior de los muslos hacia atrás y lleva los talones hacia el suelo mientras exhalas. Estira tus rodillas.
  • Estira muy bien tus brazos y mantén la cabeza entre los brazos en línea con la columna. Lleva tus hombros hacia atrás de manera que la parte superior de tu espalda forme una línea recta con tus brazos.
  • Tu cuerpo debe quedar como una V invertida.
  • Mantén la postura durante 30 segundos mientras respiras profundamente.

Árbol, 30 segundos

No te quedes corta de ideas pues esta postura es buenísima para balancear tu mente y mejorar la concentración. Además, fortalece y estira tus piernas, brazos y espalda. Estos son los pasos que debes seguir para realizar la postura del árbol y añadirla a tu rutina:

  • Párate derecha y coloca tus brazos al costado del cuerpo.
  • Dobla tu rodilla derecha y lleva tu pie al muslo izquierdo; asegúrate que la planta se acerque a la raíz del muslo.
  • Tu pierna izquierda debe estar sumamente firme, intenta encontrar tu equilibrio.
  • Una vez que hayas equilibrado tu cuerpo, inhala y sube tus brazos sobre tu cabeza juntando las palmas de tus manos.
  • Todo tu cuerpo debe estar firme y estirado mientras inhalas y exhalas.
  • Termina la postura con una delicada exhalación y ¡listo!

Este video te puede gustar