¡Rutina con sólo cuatro ejercicios para levantar tus pompis!

¿A quién no le gustaría tener el escultural cuerpo de Jennifer Lopez? ¡Y ni qué decir de su derriere! Gracias a Dios y los astros, el ejercicio es la solución para tener el cuerpo que deseamos. Seguro me dirás, “no quiero estar metida en el gimnasio” o “no tengo tiempo”. Entonces está rutina de sólo cuatro ejercicios para levantar tus pompis es perfecta para ti, ¿qué me dices?

Sentadillas hasta más no poder

Las sentadillas son de los ejercicios más comunes para levantar las pompis, pero de los más prácticos. No necesitarás ir al gimnasio y ni siquiera salir de tu casa. Primero separa las rodillas a la misma distancia de los hombros, flexiona las rodillas y baja lentamente, mantenido la espalda recta. Procura que los brazos no se pasen de la línea de tus pies, los cuales no debes levantar. Haz seis series de 10 peticiones. ¡A darle, chica! ¿Sientes esa sensación de ardor? Perfecto, eso quiere decir que vamos bien. No importa que duela, recuerda que valdrá la pena.

Patadas

Apoya codos, rodillas y antebrazos en el piso, mientras aprietas el estómago. Primero trabaja con una pierna, la cual tienes que levantar en ángulo de 90° en ocho ocasiones continúas; aprieta el glúteo y controla el movimiento hasta concluir. Repite el ejercicio con la otra pierna. Haz cuatro repeticiones alternas.

Patada con cortitos

Quédate en la misma posición y eleva una pierna siempre en 90°. Al hacer la elevación, deja tu pierna hacia arriba y da tres pequeñas patadas (siempre hacia arriba), que son los cortitos. Repite este ejercicio ocho veces y luego haz la misma cantidad con la otra pierna. Haz cuatro repeticiones alternas.

Levantamiento de pelvis

Primero coloca un tapete de ejercicio (puedes usar una toalla) y acuéstate boca arriba. Apoya las plantas de los pies en el suelo y flexiona las rodillas, mientras tus brazos se quedan en los laterales de tu cuerpo. Ahora eleva tu pelvis, ejerciendo presión con los glúteos o muslos. La espalda debe quedar en diagonal al suelo. Quédate en esa posición unos segundos y regresa a la postura del comienzo, sin tocar la colchoneta con los glúteos. Haz ocho repeticiones, descasando entre cada movimiento.

Este video te puede gustar