Rutina para adelgazar, sí o sí ¡OMG!

En más de una ocasión seguro has escuchado que puedes practicar sexo para adelgazar. No es un mito, es cierto, pues al moverte quemas más calorías de las que podrías imaginar. Lo mejor es que no solo te deshaces de unos kilitos, sino que la relación con tu pareja se fortalece.

Cucharita

Empieza con un calentamiento muy suave y para ello recurre a la posición de la cucharita. Tu pareja debe recostarse detrás de ti y la acción será tomando esa postura. Parece que no se requiere tanta fuerza, pero sí es necesaria y eso te ayudará para adelgazar.

Tumbona

Una vez que terminaron con la posición de la cucharita, él deberá ponerse sobre sus muslos. Tú debes recostarte y colocar tus muslos sobre los de él. Tus piernas deben entrelazarse a la altura de su cuello, pero asegúrate de no ahorcarlo. En esta posición trabajarás la zona del abdomen, al hacer esfuerzo para sostenerte.

Vaquera invertida

Para empezar a darle sabor a su rutina para adelgazar, continúen con la posición de la vaquera invertida. Ahora él deberá ser el que se recueste, mientras que tú te colocas en cuclillas a la altura de sus ingles. Él toma esta postura de reposo, mientras tú eres la que controla por completo la acción. ¡Dale con todo! Tus piernas y zona del abdomen son las que trabajan.

¡Tómame de frente!

Para esta posición, él debe estar hincado y apoyar solo una de sus piernas. La otra se quedará apoyada en el piso para mantener el equilibrio. Tú debes ponerte de frente, pero todo tu peso se apoyará sobre tus manos. Tus pies deben quedar a la altura del cuello de tu pareja. Notarás como el mayor esfuerzo lo hace la zona de tu abdomen.

Me entrego a ti

Aprovechando que él está hincado, coloca tu espalda en el piso o la cama. Eleva la zona de tu cadera. Él debe sostenerte con ambas manos, pues esa zona de tu cuerpo no se debe apoyar para nada. Sigue trabajando la zona del abdomen y los glúteos.

Juming

Cambien de papeles. Ahora él debe estar recostado, con las rodillas flexionadas y las piernas hacia arriba. Tú debes sentarte encima de él, para que él pueda apoyar sus piernas a la altura de tu pecho. Tú eres la que domina. Tratar de mantener el equilibrio ejercitará tus piernas.

Para el equilibrio

Aprovecha esta rutina para adelgazar con esta postura super divertida. Él debe estar recostado con las rodillas flexionadas y los pies apoyados en la cama para mantener el equilibrio y ayudarte a ti. Colócate encima de él, pero debes sujetar tus piernas con tus manos para que no se separen. Será complicado, sentirás como trabajan todos tus músculos.

¿Estás lista?

Este video te puede gustar