Rutina para evitar los gorditos de la espalda

A nadie le gustan los gorditos de la espalda. No son nada estéticos y pueden hacer muy incómodo usar bra. En ocasiones puede parecer difícil deshacernos de ellos, pero esta rutina te ayudará no sólo a librarte de ellos, sino también a mejorar tu postura y fortalecer tu espalda.

Plancha

Comenzamos en el suelo en posición de plancha. Toma una pesa (puede ser de un kilo) y levanta tu brazo doblando el codo cerca de tu torso. Mantén la espalda firme en todo momento. En caso de que no tengas una pesa puedes usar una bolsita de arroz o una botella de agua de un litro. Lo importante es marcar bien el movimiento. Realiza 4 series de 15 repeticiones con cada brazo. Este ejercicio también trabajará tu abdomen y tus brazos, así que es un movimiento muy completo.

Bandas

Ahora fortaleceremos la parte alta de tu espalda. Toma la banda elástica con ambas manos y coloca ambos brazos al frente y a la altura de los hombros. Junta tus piernas y flexiona un poco las rodillas. Ahora generarás tensión para fortalecerte. Comienza a separar los brazos sin bajarlos lo más que puedas intentando abrirlos a 180°. Sostén la posición tres segundos y vuelve a juntar los brazos lentamente. Este ejercicio no se trata de hacer el movimiento rápidamente, sino de sostenerlo. De nuevo realiza 4 series de 15 repeticiones.

Peso muerto

Este ejercicio trabajará espalda y glúteos. Comienza tomando las pesas y abriendo tu compás a la altura de los hombros. Mantén la espalda recta en todo momento y las rodillas ligeramente flexionadas. Ahora inclínate hacia adelante y baja tratando de tocar el suelo. Realiza el movimiento lentamente y con cuidado y así sentirás el esfuerzo hasta tus muslos. También ejecuta 4 series de 15 repeticiones para trabajar ahora la espalda baja.

Estiramiento

Finalmente estiraremos la espalda. Este movimiento lo puedes hacer son el palo de una escoba. Sólo necesitarás colocarlo en tu espalda a la altura de tus axilas y sostenerlo con tus brazos. Esto provocará que saques tu pecho y estires la parte alta de la espalda. Por lo tanto, podrás deshacerte de los temidos gorditos junto al busto. Al realizarás esta postura, deberás sacar un poco tus pompas y flexionar las rodillas para exagerar la postura y estirar bien los músculos. Sostén la posición por un minuto y repítela 4 veces a lo largo de tu rutina. Es decir que deberás alternarlo con los demás ejercicios.

En sólo 4 movimientos y con pocas repeticiones podrás despedirte de los gorditos de la espalda.

Este video te puede gustar