Rutina de 15 minutos para moldear el trasero

¿Quieres glúteos más grandes y duros? ¡Ve por en ellos! Con solo 15 minutos podrás tener los glúteos que siempre has soñado. Presume esos jeans, faldas y vestidos entallados que tanto te gustan. Destaca gracias a esas curvas pronunciadas que puedes tener si practicas esta rutina para moldear el trasero. Esfuerzo + perseverancia es lo que necesitas para ponerte de pie y comenzar a activar esas pompis. ¿Estás preparada?

Activa el trasero

El ejercicio número uno es el puente con pierna. Este ejercicio activa completamente la zona de los glúteos por lo que es muy efectivo. Uno de los mejores para aumentar y endurecer las pompas. Pocas chicas lo ponen en práctica porque desconocen los beneficios que aporta. Normalmente, apuestan por las sentadillas que, también son buenas pero no tan eficientes como el puente. Sobre el piso coloca un tapete y recuéstate boca arriba. Flexiona las rodillas y lleva hacia arriba el tronco y la pierna derecha; después baja sin llegar totalmente al suelo. Posteriormente, realiza el mismo movimiento pero subiendo la pierna derecha. Haz 5 series de 30 repeticiones por cada pierna.

Levantamiento de pompis

¿Comenzamos con el ejercicio número dos? Sobre el tapete colócate en cuatro puntos, siempre con la vista al frente. Alinea tus rodillas con los brazos para no lastimarte. Después, dobla la rodilla izquierda para subir y despues llevarla hacia el abdomen, luego realiza los mismo con la derecha. Realiza 5 sesiones de 30 repeticiones por cada pierna. Es decir, harás 150 repeticiones por ambas piernas. Recuerda que si comienza a doler, es indicio de que vas bien. Marca cada ejercicio y no pares hasta terminar.

De rodillas

El último ejercicio es el más sencillo. Nuevamente, sobre el tapete arrodíllate y mantén la espalda recta, lleva los brazos a la nuca. Comienza a subir y a bajar, de manera que los glúteos toquen los pies. Realiza 5 series de 30 repeticiones. Inhala al subir y exhala al bajar.

¿Estás lista para presumir nuevas pompis?

Este video te puede gustar