Reto de 20 días para lucir un trasero despampanante

¿Cansada de que tus jeans no luzcan como tú quieres? Bueno, tener unos glúteos firmes y tonificados en tres semanas es posible. Es hora de poner manos a la obra y conseguir un trasero despampanante. Solo recuerda que para alcanzar tu objetivo la constancia es decisiva. Cero quejas y ponte tu ropa deportiva más linda para comenzar. Esta rutina no te tomará más de media hora al día. No olvides calentar por lo menos cinco minutos.

Sentadillas

Es uno de los mejores ejercicios para fortalecer tu trasero. Además, te ayudará a aumentar la masa muscular de esa zona. También trabajarás las piernas. Es una actividad física muy completa. Recuerda mantener el abdomen bien apretado. Comienza con 3 series de 15 repeticiones. Descansa 30 segundos entre cada intervalo. En la segunda semana, si te sientes más fuerte, agrega peso.

Puentes

Recuéstate sobre un tapete y coloca tus pies a 45 grados. Manteniendo la espalda recta, eleva tu cadera, siempre con los glúteos apretados. Luego, baja de manera controlada. Haz 3 series de 15 repeticiones. Según avances, puedes hacer variaciones. Te recomiendo que luego de la primera semana, eleves una pierna manteniéndola recta. Realiza una serie con una pierna levantada y luego con la otra. Con esta modificación el trabajo será mucho más intenso.

Lunges o desplantes

Los lunges o desplantes son perfectos para poder presumir un trasero despampanantes. Con este ejercicio debes tener cuidado, ya que si lo haces mal podrías lastimarte las rodillas. Da un paso largo y flexiona la pierna a 90 grados, siempre checa que tu rodilla no rebase la punta de tu pie. Si es así, realizarías mal el movimiento. Baja la pierna que queda atrás de modo que el muslo quede perpendicular al piso.  Realiza 15 movimiento con la pierna derecha hacia adelante y luego con la izquierda.  Alterna hasta completar 3 series con cada pierna. Trata de intercalar los ejercicios para que los tejidos de los músculos se regeneren y evites lesiones. Sin duda verás el cambio, lo que resultará un estímulo para seguir. Si no estás acostumbrada a realizar ejercicio, los primeros días pueden ser difíciles. No te rindas, entre más constante seas, mejor. Solo recuerda mantenerte hidratada y evita ingerir comida procesada.

¿Qué haces para tener firmes tus pompis?

Este video te puede gustar