Respirar puede ser más que relajante

A veces pasamos todo el día estresados sin darnos cuenta de cómo estamos respirando. Es algo que no alcanzamos a reflexionar, pero quizás tu respiración es la que te está fallando y es por eso que te sientes tan cansada.

¿Te has dado cuanta que cuando estás tensa respiras menos? Esta es la razón por la cual los fumadores se relajan tanto cuando fuman. Fumar es equivalente a respirar profundamente varias veces. Así que no hay excusa. La próxima vez que te sientas muy cansada o necesites concentración, en vez de fumar, concéntrate en tu respiración.

Dime cómo respiras y te diré cómo vives

shutterstock_316045634

Tus emociones, ritmo de vida y ansiedad se reflejan directamente sobre la forma en la que estás respirando. Las situaciones tensas tienen un gran impacto en la forma que respiramos. En un dos por tres nuestro cuerpo corta la respiración a nivel de plexo solar, dificultando enormemente la correcta absorción del oxígeno. Esta respuesta involuntaria resulta contraproducente para todo nuestro cuerpo. Tu respiración podría ser la mejor aliada para disminuir el estrés y mejorar tu estado de ánimo. Un hábito involuntario que puedes mejorar practicando la respiración diafragmática.

Respiración diafragmática

shutterstock_417115018

La respiración comienza por la nariz, nunca por la boca. Ya que la nariz es la indicada de limpiar y filtrar el aire para que penetre perfectamente en nuestras vías respiratorias.

Este ejercicio te puede servir para mejorar la respiración. 

  • De pie o sentada, inhala a través de la nariz llenando tus pulmones. Cuando respiras por la nariz tu diafragma ayuda a hacer la respiración más profunda. Se te debe hinchar un poco el abdomen, a la vez que se elevan tus costillas, el esternón y el pecho.
  • Una vez que has respirado profundamente, retén el aire unos cuantos segundos.
  • Exhala muy despacio metiendo el abdomen y expulsando todo el aire.

Esta forma de respirar es la más efectiva,  mientras más la practiques tu cuerpo aprenderás a hacerlo de forma automática. Intenta sacar el aire poco a poco, mientras más tiempo tardes en sacarlo tus pulmones retendrán más aire. Inténtalo y disfruta de un poco de relajación. Es una buena manera de dejar el cigarro y los malos hábitos atrás.

Respirar no es tan difícil como parece. ¿Tú lo haces correctamente?

Este video te puede gustar