Remedios para que la gripe se te quite más rápido; los probé todos

Tener gripe no es nada divertido y deshacerte de ella en poco tiempo parece algo difícil. Aun con medicamento, una simple gripe puede durarte semana y media, según la infección. Hace poco tuve una gripe espantosa en una semana de mucho trabajo, así que intenté todos lo remedios para deshacerme de ella más rápido.  Admito que lo intenté todo, desde el horripilante té de ajo que sabía super desagradable, hasta dormir con una cebolla partida a un lado. Así que si te quieres reír un rato conmigo, voy a contarte qué sirve y qué no.

El té de ajo

Es asqueroso, aunque muchas recetas te recomiendan que lo infusiones con otras hierbas, sabe horrible. En mi casa lo combiné con jengibre, pero el sabor del ajo es muy penetrante, así como el aroma. Por si fuera poco, le hice caso a mi abuelita de echarle un poco de miel. Ya no sé si era peor el sabor del ajo solo o combinado con miel. Pero en fin, el té de ajo sirvió para cauterizar algunas aftas que me molestaban en la garganta. Así que puedo asegurarte que es un buen remedio.

Dormir con una cebolla partida

Si te sirve de consuelo, no vas a oler a nada. En algún lugar de internet leí que la cebolla ayuda a combatir los síntomas de la influenza. De hecho, la Organización Mundial de la Salud ha reconocido a la cebolla por su capacidad de ayudar a aliviar los síntomas de la influenza.  Por ejemplo, la tos, la congestión, las infecciones respiratorias y la bronquitis. Así que decidí probarlo. Mi mamá no estaba tan convencida de mi experimento, pero en realidad debo decirte que dormí como si nada. Deje al lado de mi cama varias rodajas de cebolla y a pesar del aroma pude dormir y descansar super bien. Estoy muy impresionada de este maravilloso remedio para eliminar la gripe.

Bicarbonato de sodio

Ahora el bicarbonato sirve para muchas cosas,  y para aliviar la garganta de una persona con gripe es excelente. Te lo recomiendo mucho. La verdad es que mi garganta parecía una bola roja y después de dos días de hacer gárgaras con bicarbonato y agua calentita, la infección cedió en un dos por tres.

Vapor de eucalipto

Intenté este remedio muy a mi manera. El segundo día de gripe, la congestión nasal no se me quitaba, por lo que decidí meterme a bañar por la tarde noche, esperando que después de eso pudiera irme a dormir sin problema. Así que alteré mi rutina de belleza solo un poquito. Entré a la regadera colgando unas varas de eucalipto al lado de la regadera, con la intención que al evaporarse el agua oliera a eucalipto. Este remedio también me sirvió, no tanto para quitar la congestión pero sí para relajarme.

Miel

Cuando tienes la garganta realmente irritada, la miel de abeja es lo mejor. Aunque, aguas porque sí tiene muchas calorías. Sin embargo, en la noche cuando la tos ataca, es la mejor forma de calmarla y dormir plácidamente. Cuando tienes un resfriado descansar es indispensable.

Realmente todos los trucos que encontré me sirvieron para algo. Evité los remedios para curar la gripe que me parecieron inservibles como beber un caballito de tequila. Fuera de “curarte” creo que solo una forma de hacer que se te olvide. Tal vez en otra ocasión lo intente.

Cuéntame, ¿a ti qué te ha funcionado?

Este video te puede gustar