Recetas con espinacas para fortalecer tus huesos, ¡deliciosas!

Las espinacas son un alimento muy nutritivo y completo, contiene vitaminas y minerales, como el potasio, el magnesio, y las vitaminas B6, B9 y E. Además, las espinacas poseen un alto contenido vitamina C, vitamina K, ácido fólico y calcio. Lo que ayuda a nuestros ojos, estómago y huesos. Incluso mejora la salud de nuestro cabello. Aquí te dejamos algunas recetas con espinacas para fortalecer tus huesos.

Omelette de espinacas con pechuga de pavo y queso

Para este delicioso omelette de espinacas vas a necesitar esto.

Ingredientes:

  • 1 manojo de espinacas lavadas y desinfectadas
  • De 3 a 4 huevos
  • 4 rebanadas de jamón de pavo
  • Queso gouda en finas rebanadas
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • Sal y pimienta
    Preparación:
  • En un recipiente pon los huevos, pueden ser completos o solo las claras, y las espinacas. Agrega un poco de sal y pimienta.
  • Luego, en una sartén previamente calentado derrite la mantequilla y vierte la mezcla. No batas, deja que se haga una tortilla.
  • Voltea la tortilla. Antes de que termine de cocerse coloca sobre el omelette el queso, el jamón, deja que el queso se derrita ¡y listo!

Sándwich con espinacas y aguacate

De las recetas con espinacas más sencillas y deliciosas.

Necesitas:

  • Pan de caja
  • Aderezo tipo mayonesa o el de tu preferencia
  • Queso fresco
  • 4 rebanadas de aguacate
  • Espinacas al gusto
  • Queso crema

Modo de hacerse:

Para empezar, toma tus dos rebanadas de pan y úntalas con el aderezo que más te guste. Luego, agrega las espinacas, el aguacate, al final algunos trozos pequeños de queso crema. Finalmente, puedes poner el pan en tostadora o la sartén para tostar el pan.

Pasta en crema de espinacas

Ingredientes:

  • Pasta, la que tú prefieras
  • 1 manojo de espinacas previamente hervidas
  • Crema agria
  • Queso crema
  • Leche
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 cebolla
  • Aceite
  • Sal y pimienta

Así se prepara:

Para comenzar, primero hierve la pasta en abundante agua. Luego, agrega al agua un poco de aceite. Una vez que el agua esté hirviendo agrega la pasta, el ajo, la cebolla, suficiente sal y un poco de pimienta. Cuando la pasta esté al dente, retira la cebolla y el ajo y cuela la pasta. Para la crema: pon en la licuadora las espinacas, el queso crema, la crema agria y licua. Tiene que quedar una mezcla espesa y cremosa. Enseguida agrega la crema de espinaca a la pasta e integra. Después ve agregando la leche poco a poco y deja cocinar a fuego muy lento. La crema tiene que quedar ligera, pero consistente. Puedes poner un poco más de sal y pimienta a tu gusto.

Este video te puede gustar