Razones por las que una mujer embarazada puede llorar

Si estás recién embarazada (tres meses a lo mucho) de seguro sabes que se vendrán una gran ola de cambios. De por sí ya comenzaste a sentir algunas náuseas y mucho sueño, entonces imagina cómo será después. No pasa nada, no quiero asustarte, pero como dicen por ahí: más vale ser precavida. Cuando una mujer está embarazada tiende a llorar por muchísimas cosas, incluso por algunas tonterías inexplicables. Todo esto se debe a los cambios hormonales, pero también hay otras razones. Y sí, en este artículos quiero contarte las razones por las que una mujer embarazada puede llorar, ¿estás preparada?

Están muy cansadas

Dormir mucho durante el día y desvelarse toda la noche, así sucede en algunas mujeres embarazadas y eso que aún no ha llegado el bebé. Una de las razones por las que una mujer embarazada puede llorar es su terrible insomnio. No pueden encontrar la mejor posición para dormir por el tamaño de su abdomen. A veces sienten calambres o los cambios hormonales atacan en el peor momento. Estos son algunos factores que afectan el sueño de una mujer y sus emociones. En especial si han pasado muchas noches son dormir ni descansar bien.

Por el cambio hormonal

Las hormonas son las culpables de todos los cambios que le suceden al cuerpo y emociones de una mujer embarazada. De por sí desde que somos jóvenes estas afectan nuestro ciclo menstrual y el inicio de la pubertad. Tan solo piensa como te sientes cuando estás en tus días. Estás feliz después muy enojada y por último muy triste. Algo así les sucede a las mujeres embarazadas por casi nueve meses. ¡wow!

Una mujer embarazada desarrolla muchos nuevos temores

Cuando eres madre primeriza, lo peor que te podrá suceder es que desarrolles nuevos temores. Te dará miedo no ser la mejor mamá o el dolor del parto, entre un montón de cosas. En serio, cuando una mujer está embarazada, las críticas y los comentarios negativos de esta etapa salen a la luz. Esto puede hacer que ellas se sientan peor incluyéndote si es que lo estás tú también.

Se sienten inseguras

Obvio, ya no son las mismas mujeres delgadas de antes. El embarazo sí o sí te hace subir de peso y con este viene un bajón de autoestima además de las hormonas responsables de tus emociones. Por ejemplo, piensan cosas como: “¿Y si mi pareja deja de quererme? ¿Cómo se verá mi vientre después del parto? ¿Y si no vuelvo a ser la misma?

 ¿Conoces a alguien que haya pasado por esta situación?

Este video te puede gustar