Rarezas de todo recién nacido que debes conocer

Cuando eres mamá primeriza, sientes temor por todo lo que pueda suceder con tu bebé sin que tú lo entiendas. Debes estar preparada, pues en algunos momentos, los bebés hacen rarezas que podrían espantarte. Tranquila, aunque no lo creas, es más normal de lo que imaginas, así que no hay de qué preocuparse.

Por qué se ve rara la cabeza de mi bebé

Las películas y series televisivas te muestran bebés sonrosados y hermosos desde que “nacen”. Sin embargo, la realidad es completamente diferente. La cabeza de tu bebé se verá rara y un poco deforme. Es normal, pues su cabeza tiene que adaptarse para poder pasar a través de tu pelvis. También su nariz puede verse aplastada o algunas manchas que son totalmente normales. Con el paso de los día su apariencia mejorará.

Bebés asustadizos

Es normal que los bebés se muestren asustadizos al nacer. Imagínate cómo te sentirías al cambiar de espacio, si te sentías protegida y acurrucada dentro de mamá. Ahora tienes que estar en un mundo completamente diferente, lleno de ruidos. Además, los bebés también nacen con el reflejo de Moro, o de sobresalto, el cual desaparecerá antes de los 3 meses.

Zona genital

Entre las rarezas más comunes se encuentra la del tamaño del miembro de los niños. Muchas mamás se asustan porque creen que el tamaño no va en proporción a sus bebés. Más bien se trata de la inflamación que se originó debido a la presión ejercida sobre el bebé al nacer. En el caso de las niñas, puede aparecer sangre en sus pañales los primeros días. Esto se debe a las hormonas que están equilibrándose. Parece sangre, pero en realidad puede ser orina concentrada muy oscura. Si notas que después de una semana tu pequeña sigue así, debes acudir al médico.

Llanto del bebé

Al principio puedes pensar que tu bebé llora del mismo modo sin importar la necesidad que tenga. Tranquila, con el paso de los días, tu cuerpo y cerebro irán reconociendo que hay variaciones de acuerdo a lo que necesita.

Este video te puede gustar