Rapar la cabeza de tu bebé para que su cabello crezca más rápido, ¿sí o no?

Todos los bebés son únicos y así como hay algunos que nacen con mucho cabello, hay otros que nacen pelones. Para algunos padres eso no tiene tanta relevancia, pero para otros sí es un asunto muy complicado. Ya sea por comentarios de la familia, de conocidos o por ver a otros bebés con mucha cabellera, las madres optan por recurrir a los recursos más descabellados con tal de lograrlo. ¿Tú raparías la cabeza de tu bebé para que le naciera más cabello? ¿O lo hiciste?

La genética hace su trabajo

Te guste o no, la genética es la que se encarga de darnos las características en nuestra melena. Por eso hay bebés que nacen con muchísimo cabello y otros con poquito o sin nada de cabello. Así que aunque raparas a tu bebé una y otra vez para que le creciera más melena, no pasaría nada debido a que la genética ya tiene indicaciones de cómo será el cabello de tu bebé o el tuyo o el de cualquier persona.

El cabello cambia en la cabeza de tu bebé

Tal vez no sea la mejor referencia, pero así como el pelo cambia en los animales, el cabello cambia en nosotros. En los bebés, el cambio se da durante el tercer mes de vida, para que comience a creer el cabello definitivo. Por lo que hasta que cumplen entre 2 y 3 años, se nota cómo será la melena de nuestros niños para toda la vida. Así que por nada del mundo deberías rapar la cabeza de tu bebé. ¿Por qué? Porque aunque tú desees que crezca más o más rápido, le estás quitando una capa protectora a su cabeza. El cabello ayuda a controlar la temperatura del bebé y si lo quitas, lo estás dejando desprotegido.

Considera que los bebés son inquietos y podrías poner en riesgo a tu pequeño si lo llevas a que lo rapen. Mejor espera a que crezca de manera natural.

Este video te puede gustar