Químicos encontrados en la leche materna

Hablando de cosas incómodas , hablemos de los químicos encontrados en la leche materna. Resulta ser que el 100 porciento de las muestras de leche materna en un nuevo estudio hecho en Seattle demostró que contienen PFA.

No dejes de pasar por mi tienda de zapatos, ¡tengo muchos descuentos para ti!

La contaminación por PFA es muy común

Estas sustancias en la leche materna han alarmando a los investigadores sobre la cantidad potencial de exposición a PFA en los recién nacidos. La contaminación por PFA es muy común y también difícil de evitar, ya que se encuentran en los productos de consumo diario, desde fórmulas resistentes a las manchas hasta utensilios de cocina antiadherentes como el teflón e incluso el agua subterránea, que eventualmente puede afectar el agua potable localizada.

¿Qué provoca el PFA?

Según la Agencia de Protección Ambiental (EPA), existe evidencia de que la exposición a los PFA puede provocar efectos adversos para la salud humana. La buena noticia es que ciertas sustancias químicas PFA ya no se fabrican en los Estados Unidos como resultado de programas de eliminación que dieron como resultado que ocho importantes fabricantes de sustancias químicas acordaran eliminar el uso de ácido perfluorooctanoico (PFOA) y sustancias químicas relacionadas con PFOA en sus productos y como emisiones. desde sus instalaciones.

Lactancia: Resuelve todas tus dudas

¿Estos químicos se transmiten a los bebes?

Los PFA son químicos diseñados para ser extremadamente resistentes a la degradación y por lo tanto se acumulan y persisten en los tejidos animales y humanos durante años. Se pueden encontrar en la sangre de casi todos los hombres, mujeres y niños del mundo, y las concentraciones tienen amplios rangos geográficos. La exposición de un cuerpo humano comienza como un feto, ya que estas moléculas pueden atravesar la placenta. También se pueden encontrar en la leche materna y, por lo tanto, se pueden transferir a los recién nacidos.

¿Qué le provoca a los bebés?

Es difícil saber si estas sustancias pueden provocar un problema de salud. De hecho cualquier efecto potencialmente dañino puede ocurrir después de muchos años de exposición. Los estudios hasta el momento no han sido consistentes. Pero parece haber un vínculo entre los altos niveles de PFA y la tasa de crecimiento fetal ligeramente más baja debido a la exposición a través de la placenta. No está claro si la exposición en la infancia (a través de la leche materna) y en la niñez posterior (a través de los alimentos y el agua) también afecta el crecimiento, con el potencial de aumentar la adiposidad más adelante en la vida.

Deja de querer complacer a todos, ¡eso es imposible!

Es seguro amamantar

Los beneficios de la lactancia materna superan con creces los efectos negativos potenciales y probablemente pequeños de los PFA. La lactancia materna conlleva beneficios para el lactante (disminución de la obesidad, infecciones respiratorias y de oído, síndrome de muerte súbita del lactante) y para la madre (disminución del riesgo de hipertensión arterial, diabetes tipo 2 y cánceres de mama y ovario). Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) recomiendan encarecidamente la continuación de la lactancia.

Este video te puede gustar