Si quieres mejorar tu circulación, incluye estos alimentos en tu dieta

Muchas veces olvidas que la alimentación influye de manera directa en el estado de tu salud. Debes saber que algunos alimentos te ayudan a mejorar tu circulación. Inclúyelos en tu dieta, si aún no lo has hecho y aprovecha sus propiedades. De este modo evitarás retener líquidos o las molestas várices. Complementa sus beneficios con un programa de ejercicios, cardio, principalmente es excelente para estimular la circulación.

¡Es posible mejorar tu circulación!

Así como hay alimentos que ayudan a mejorar tu circulación, también hay otros que debes consumir en menor cantidad. En los últimos años los problemas circulatorios se han incrementado haciendo que más personas sufran. Toma nota de las recomendaciones de los especialistas y considera la idea de incorporarlos a tu estilo de vida. Hábitos saludables te mantienen bien física y mentalmente.

Alimentos perjudiciales para la circulación

  • Grasas trans. Son las más perjudiciales para la salud y la circulación. Para evitar su consumo elimina de tu dieta las margarinas y todo aquello que contenga grasas vegetales.
  • Sodio. El sodio en exceso incrementa la retención de líquidos. Las comidas saladas o los alimentos procesados son los que tienen más sodio. Si disminuyes la ingesta de alimentos que lo contienen, permitirás que tu organismo drene el exceso de líquido.
  • Café. La cafeína dificulta la circulación, es mejor si tomas infusiones depurativas, como los tés.
  • Tabaco. No es alimento, pero es básico en la vida de muchas personas. Contiene tóxicos que dañan la salud y dificultan la circulación, además de deteriorar los vasos sanguíneos.

Alimentos que te ayudan a mejorar tu circulación

  • Agua. Es indiscutiblemente fundamental para una vida saludable. Beber dos litros de agua ayuda a eliminar la retención de líquidos. Se favorece así el sistema circulatorio.
  • Cereales integrales y legumbres. Son ricos en fibra, por lo tanto mejoran el tránsito intestinal y evitan el estreñimiento. La presión abdominal es menor y no se sobrecarga la circulación de las extremidades inferiores.
  • Ajo y cebolla. Ayudan a fluidificar la sangre.
  • Pescado azul. Es rico en ácidos grasos omega 3, los cuales protegen contra la inflamación.
  • Arándanos. Tiene antioxidantes y vasodilatadores que ayudan, además de tonificar las paredes capilares y venas.
  • Frutas y verduras. Tienen una gran fuente de vitamina C y fibra. Además son diuréticos que ayudan en el proceso circulatorio.

¡Es posible mejorar tu circulación con hábitos saludables de vida!

Este video te puede gustar