Quema más calorías andando en bici

Andar en bicicleta o usar la bici fija puede ser muy beneficioso para tu salud. Además de ser un ejercicio cardiovascular que te ayuda a quemar calorías, es increíble para tonificar tus piernas y levantar tus pompis. Por esta y más razones muchas mujeres han elegido deportes como el spinning para mantenerse en línea. Si tienes una bici olvidada en casa y quieres comenzar a gozar de todos los beneficios del pedaleo, checa estos consejos para que quemes más calorías y pronto puedas presumir un cuerpo de 10.

Antes que nada

Team Giphy ariana grande exercising side to side mv exercise bike

Para lograr un trabajo efectivo y, sobre todo, seguro, es esencial colocar la bici a nuestra medida y para ello, resulta clave acomodar el asiento y el manubrio correctamente.

El asiento debe quedar a la altura de tu cadera. Mientras que entre el manubrio y el asiento debe quedar la distancia de un antebrazo. Por otro lado, el manubrio debe quedar a la misma altura que el asiento.

La columna no debe estar curvada ni arqueada en exceso, sino que debe adoptar una postura natural. Por último, es esencial contraer el abdomen para mantener la postura, procurar no mover en exceso el tronco ni la cadera mientras pedaleamos.

También intenta no llevar el peso de tu cuerpo hacia el manubrio, sobre todo cuando estás de pie.

Cómo usar la bicicleta para quemar calorías

anime kawaii gym sailor moon exercise

Es importante cambiar el ritmo y la intensidad en distintos intervalos de tiempo. De esta manera durante tu entrenamiento elevarás tu frecuencia cardíaca y quemarás más grasa.

Para quemar muchas calorías te recomiendo que hagas ocho series de 20 segundos. Entre cada serie puedes descansar 10 segundos. La idea es que pedalees a alta velocidad y de pie en tu bici estática por 20 segundos. Después puedes descansar y seguir con el siguiente intervalo de 20 segundos que sería igual. En total debes hacerlo ocho veces, lo que te tomará solo cuatro minutos.

SoulCycle bike exercise bicycle

También puedes trabajar a intervalos de menor intensidad pero alternando igualmente diferentes ritmos y velocidades. Puedes empezar sentada con poca resistencia por cinco minutos y antes de levantarte aumentar la resistencia. Pedalea de pie por un minuto. Después regresa a sentarte y descansa cinco minutos. Aumenta tu velocidad por un período máximo de tres minutos. Pasado este tiempo, sube la resistencia y baja la velocidad. Puedes hacer esta rutina entre 20 y 40 minutos. Siempre alternando períodos de pie a mayor resistencia. Durante estos trabajarás tus piernas y glúteos. Mientras que en los intervalos de mayor velocidad elevarás tu frecuencia cardíaca y quemarás calorías.

Este video te puede gustar