Quema 200 calorías en menos de 20 minutos

A veces nos desanimamos un poco cuando no logramos nuestras metas en el ejercicio. Hay algunas rutinas que deben ser muy extensas para que den los resultados esperados. Sin embargo, existen otros ejercicios con los que puedes lograr tu objetivo en menos de lo que te imaginas.

Kettlebells

Es ideal para las personas que trabajan con peso, pues el ejercicio con pesas rusas o kettlebells es funcional. Combina entrenamiento cardiovascular y de fuerza para ahorrar tiempo. Usar kettlebells te hará quemar una cantidad de calorías impresionante. Lo mejor es que, además de deshacerte de las calorías, te olvidarás del dolor de espalda, cuello y hombros.

Logra tu objetivo en menos de lo que imaginas

Usar pesas rusas debe ser tomado con cautela, pues los movimientos llevan balanceo. Para no lastimarte, debes asegurarte de que estás utilizando de modo correcto las pesas. Empieza con peso ligero y con el tiempo ve aumentándolo.

Kettlebell deadlift

Ayuda a corregir la postura y levantar el trasero. Debes mantener una pesa rusa de 10 o 20 libras en una mano para hacer peso muerto. Levanta ligeramente la pierna e inclina tu torso hacia adelante. La pesa bajará hacia el suelo. Luego debes volver a la posición vertical y habrás completado una repetición. Realiza 3 series de 12 repeticiones por cada pierna.

Sentadilla kettlebell

Ayuda a tonificar tus glúteos, pues con la pesa rusa trabajas más los músculos y controlas el equilibrio. Párate con los pies separados, sosteniendo una pesa rusa frente a ti. Mantén el pecho levantado y ponte de cuclillas hasta que tus muslos queden paralelos al suelo. Levántate y haz de 20 a 25 repeticiones.

Molino de viento

Tonifica todo el cuerpo, pero se enfoca en los oblicuos y eso hará que tu cintura se vea más pequeña en poco tiempo. Tus pies deben sobresalir de la altura de tu cadera. Gira los dedos del pie izquierdo hacia afuera y levanta tu brazo derecho por encima de tu cabeza. Mueve tu cadera hacia la derecha, pero no permitas que tu pelvis se balancee hacia atrás. Mientras mueves la cadera, sentirás que te desplazas hacia la derecha. Casi todo el peso de tu cuerpo se sentirá en ese pie.

Baja tu torso para que la pesa quede suspendida sobre el piso. Tu torso debe estar inmóvil mientras llevas tu mano izquierda al hombro izquierdo, como un curl de bíceps. Tu brazo izquierdo quedará flexionado mientras el brazo derecho apunta al techo. Enderézate. Mueve tu pelvis al centro para distribuir tu peso de manera uniforme. Completa la repetición colocando tu brazo izquierdo sobre tu cabeza para trabajar el hombro. Baja el brazo izquierdo y vuelve a la posición inicial. Haz 30 repeticiones por brazo.

Si eres constante notarás resultados en pocos días.

Este video te puede gustar