Qué provoca el mal de Parkinson

A partir de los 60 años el mal de Parkinson suele hacer su aparición. Se trata de una enfermedad progresiva que puede comenzar como un temblor imperceptible en las manos. Te voy a contar un poco más al respecto.

¿Qué es el mal de Parkinson?

El Parkinson es una enfermedad progresiva del sistema nervioso que afecta el movimiento. Comienza con un imperceptible movimiento en las manos, después con una nula expresión en el rostro. Los temblores son habituales, pero también lo es la rigidez en el cuerpo. Es un trastorno degenerativo del movimiento. Además, es crónica lo que significa que el paciente va empeorando poco a poco.

¿Cómo progresa la enfermedad?

A medida que las neuronas se deterioran en varias partes del cerebro se manifiestan problemas con el movimiento, como temblores, rigidez en las extremidades o en el tronco, o problemas de equilibrio. Cuando estos síntomas se vuelven más pronunciados, las personas pueden tener dificultad para caminar, hablar o completar otras tareas sencillas. 

Causas del Parkinson

Aún no se conoce qué es lo que desencadena esta enfermedad, sin embargo, algunos médicos han expuestos estas teorías:

  • Es una mutación genética hereditaria. Esto quiere decir que por varias generaciones tu familia ha cargado este gen y en algún punto del camino reacciona por factores externos y la enfermedad comienza a manifestarse.
  • La exposición a ciertas toxinas puede desencadenar el mal de Parkinson. Estar expuestos a MPTP una droga ilícita o al manganeso (en el caso de los mineros), puede generar esta enfermedad.

El factor emocional del Parkinson

Algunas terapias alternativas dicen que el factor emocional del Parkinson es la clave para revertir la enfermedad. Según algunos sanadores las personas que tienen mal de Parkinson son personas que han sido rígidas consigo mismas desde hace un largo tiempo. El control que han intentado ejercer sobre los demás es lo que esta provocando este temblor. No quieren que algo o alguien se vaya. Algunas terapias alternativas se centran en remover estas emociones, haciendo que los pacientes avancen en sus planes de vida. Centrándose en el presente y dejando el futuro ser. Practicar yoga, musicoterapia y algunas otras terapias como el taichi han ayudado a pacientes de Parkinson a tener una mejor calidad de vida.

Este video te puede gustar