Que la lumbalgia no afecte tu embarazo

Es cierto que el embrazo es una etapa maravillosa; sin embargo, también es un momento de mucha vulnerabilidad. Por eso es necesario que te cuides. Debes acudir con tu doctor de forma regular, comer bien y hacer ejercicio. Este último punto es muy importante, ya que realizar actividad física es una excelente manera de prevenir la lumbalgia, un trastorno muscular que si bien no es grave, podría afectar tu salud y la de tu bebé si no lo atiendes adecuadamente.

Lumbalgia: un trastorno común

La lumbalgia es un trastorno muy común entre las mujeres embarazadas alrededor del quinto y séptimo mes de gestación. Esto se debe a que el bebé se está acomodando en el vientre de la madre. Recuerda que cada mes el pequeño gana peso y volumen, por lo que tus músculos necesitan estirarse para alojarlo cómodamente. En consecuencia, tu espalda empieza a curvarse. Los síntomas más comunes son dolor y cansancio en general. Si presentas molestias intensas, acude con tu doctor.

Consecuencias

Hay a quienes el dolor de espalda no les causa tantas incomodidades. Sin embargo, este padecimiento puede tener consecuencias importantes. La lumbalgia es discapacitante, pues te impide moverte con la rapidez y agilidad natural. Casi no te deja dormir, pues el dolor no cesa aunque tomes desinflamatorios fuertes. Los dolores recorren la espalda baja, las piernas y las ingles. Inclusive, se te dificulta permanecer de pie más de cinco minutos. Por eso, si tienes alguno de estos síntomas, es indispensable que consultes a tu doctor.

Ejercicios para prevenir los dolores

No todo es tan malo, pues hay diversos ejercicios con los que es posible disminuir los dolores. El primero consiste en estirar tus piernas lo más posible durante un par de minutos. Otra alternativa es recostarte de lado y flexionar tus piernas hasta tu pecho, claro, sin lastimar tu pancita. Mantente en esta posición durante unos segundos, de esa manera relajas los músculos de la espalda. También puedes hacer 15 sentadillas al día, solo recuerda realizarlas lentamente.

¿Tú has padecido lumbalgia?

Este video te puede gustar