Qué hay de cierto en que los gatos afectan tu embarazo

Existe una creencia muy arraigada de que los gatos afectan tu embarazo. Sin embargo, ¿te has preguntado qué tan cierto es eso? Es importante tener en cuenta que todos los animales pueden provocar reacciones en una mujer.

Infecciones y gatos

Los gatos son potenciales transmisores de infecciones puesto que andan en lugares donde hay suciedad y bacterias. Enfocándonos en los felinos, son portadores de un pequeño parásito conocido como Toxoplasma gondii, causante de la toxoplasmosis. Esta bacteria es la que provoca daños en la mujer cuando está esperando un bebé. Es importante recalcar que aunque el toxoplasma se relaciona de manera directa con los gatos, no es el único animal que los porta. La carne cruda, por ejemplo, también puede contener la bacteria. Esa es la razón por la cual las embarazadas no deben consumir alimentos crudos durante la gestación.

¿Afectan la fertilidad?

El parásito de la toxoplasmosis puede infectar la placenta y poner en riesgo a la futura madre y al bebé. Obviamente, para que el contagio existiera, la embarazada tendría que tocar directamente las heces del gato. También la mala higiene podría ocasionarlo. Entonces, la idea de que por sí solos los gatos afectan tu embarazo es solo un mito o creencia de la gente.

Tener la higiene correcta con los animales y contigo misma puede evitar problemas de salud en tu familia. No olvides que es primordial llevar cada cierto tiempo a tus mascotas al veterinario para que les aplique sus vacunas y las desparasite. Así no habrá manera de echarle la culpa a tus gatos de algún problema de salud. Si deseas embarazarte, asegúrate de que tus mascotas y tú puedan convivir sin ningún peligro inminente para el bebé o para ti.

¿Qué otros animales has escuchado que afectan tu embarazo?

Este video te puede gustar