Qué hacer para volverte vegetariana

Ser vegetariana está de moda y no tiene nada de malo. De hecho, es un gran cambio para mantener tu cuerpo saludable. Si lo único que sabes de la dieta vegetariana es que no se consumen productos de origen animal y la mayoría de los alimentos son frutas y verduras, ¡déjame decirte que estás en un error, señorita! En realidad, ser vegetariana es todo un estilo de vida. Si estás leyendo esto es porque te atrae la idea de volverte vegetariana pero no sabes ni por dónde empezar. Por eso hoy te quiero compartir los mejores consejos para cambiar tu vida al mundo vegetariano.

Realmente tienes que estar motivada

No, esto de volverte vegetariana no es algo fácil que puedas dejar como una dieta. En verdad, tienes que estar muy motivada y no precisamente porque está de moda. Como ya lo mencioné, es nuevo estilo de vida que te va a restringir algunos alimentos. Analiza todos los cambios que tendrás con esta nueva dieta, qué beneficios le traerá a tu cuerpo y cómo va a mejorar tu calidad de vida. No esperes a enfermarte para llevarla a cabo, eso es un: “la dejaré” cuando te hayas curado.

Investiga muchas dietas o ve con un nutriólogo

¿Sabías que hay más de un tipo de vegetarianismo? ¡Híjole! Hay una gran diferencia entre ser vegano y ser vegetariano. Por ejemplo, los veganos no consumen ningún producto de origen animal, mientras que algunos vegetarianos sí, como leche, queso y huevo. Existen otros que no consumen carne ni huevo pero sí lácteos, otras dietas de este tipo son el apivegetarianismo, el pescetarianismo, etc. En serio, te recomiendo que lo investigues y estés consciente de a qué tipo de alimentos estás dispuesta a renunciar.

Ten compasión por salvar al planeta

Además de cambiar tu alimentación, también debes ser comprensiva con el planeta. ¿Estás consciente del maltrato animal que existe? ¿Sabes la crueldad que hay en los mataderos y en los laboratorios? No solo a los animales los maltratan para matarlos y después comerlos. También los utilizan a la hora de probar tus cosméticos favoritos, por lo que tendrías que reemplazarlos por los cruelty free.

Haz la prueba una semana

Y si aún no te sientes tan segura de volverte vegetariana, entonces puedes tomar una semana de prueba. Surte tu despensa, sustituye los alimentos de origen animal y comienza a preparar tus platillos vegetarianos. Si te convence puedes continuar, y si no, no tiene nada de malo.

¿Tú lo has intentando? ¿Cómo te ha ido?

Este video te puede gustar