Qué comer para que la menopausia no te afecte

Después de estar tantos años lidiando con nuestro periodo, viene la menopausia. Esta etapa es posterior a la etapa fértil de la mujer , se produce a menudo entre los 45 y los 55 años. Aunque hay excepciones tales como las mujeres que tuvieron diferentes tratamientos químicos o bien una histerectomía. El cese de la regla se puede dar de forma tardía y abrupta, apenas sin síntomas.

El cese del sangrado es solo la punta del iceberg

Con ello viene una baja de estrógenos y progesterona que tiene distintas consecuencias. Las más llevaderas y comunes son el estreñimiento, sofocos, sequedad vaginal, vértigos, palpitaciones y mareos. Sin embargo durante la menopausia ocurren cambios más agresivos, a los cuales es necesario prestarles atención:

  • Osteoporosis, el descenso de la producción de estrógenos afecta la retención de calcio óseo, es decir que el hueso pierde densidad y se fractura con más facilidad. Las mujeres sedentarias, fumadoras o bebedoras tienen más riesgo de contraer osteoporosis. 
  • Estreñimiento, gracias a los cambios hormonales sobre las mucosas, el intestino presenta cambios en su flora intestinal. El resultado es la dificultad para defecar con regularidad.
  • Depresión: Es algo que no se debe tomar a la ligera. Cada persona es diferentes y aunque la menopausia no esta directamente relacionada con la depresión. Es cierto que los cambios hormonales pueden hacerte mucho más sensible al estrés psíquico.
  • Obesidad: debido a los cambios hormonales y metabólicos producidos durante la menopausia, la grasa corporal, sube de 26 % a 38 % . Si a eso le sumamos el descenso de la actividad física, las mujeres menopáusicas tienen una fuerte tendencia a acumular más grasa y por tanto aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares y diabetes.

Por ello debemos prestar atención a los alimentos que consumimos en esta etapa.

Alimentos bienvenidos

Tu alimentación va a dictar mucho la forma en la que lleves tu menopausia. Estos alimentos son super bienvenidos:

  • Hojas verdes: Tales como lechuga, espinacas, berros, etc… Ya que son ricos en folatos -vitamina B9- así como en fitoesteroles. Estos ayudan a bajar el colesterol.
  • Legumbres : lentejas, papas y soya son super importantes en esta etapa. Por su alto contenido en zinc, hierro y selenio, minerales de los que durante la menopausia se produce un déficit.
  • Frutas: sobre todo las ricas en vitamina C como la piña, el kiwi o los cítricos, estas frutas nos ayudan a controlar el azúcar en sangre. Además previenen un montón de enfermedades.
  • Frutos secos: En pequeñas cantidades es son una fuente muy importante de energía, ácidos grasos omega, con propiedades antiinflamatorias, y oligoelementos. Recuerda que no debes excederte.

Este video te puede gustar