Puf, según la ciencia, ellos si se ponen más mal cuando tienen gripe

Los hombres son seres super chillones y nos hemos dado cuenta de ello en más de una ocasión. Cuando tienen gripe, cuando hacen alguna labor doméstica, cuando se quedan en casa cuidando a los niños, de todo se quejan. Además, no valoran el hecho de que nosotras siempre salimos con la bandera ondeante sin importar de qué situación se trate. Por desgracia, parece que la ciencia respalda su postura ante la enfermedad. Así es, como lo lees; ellos no se han quejado en vano, en realidad se sienten más mal cada vez que se enferman.

Sin fuerzas y sin ganas

Es normal que cuando alguien se resfría, lo único que quiera es quedarse en camita. Además, bien dicen las abuelitas que guardar reposo es lo mejor para el cuerpo. Sin embargo, el ritmo de vida que llevamos a veces nos complicado combinarlo con la enfermedad. No tenemos tiempo (o más bien no nos lo damos) para reposar, sino que queremos o necesitamos hacer muchas otras actividades. Pondré un claro ejemplo: una como mamá, así tenga fiebre o mucho dolor, no deja de atender a los hijos o ver por la casa. Los hombres no, ellos cuando dicen que se sienten mal, se sienten mal y punto. No hay marcha atrás.

“Gripe del hombre”

En los diccionarios Oxford y Cambridge existe ese término, que se refiere a una enfermedad parecida al resfriado leve. Este puede ser más grave si quien lo sufre es un hombre. Los investigadores decidieron indagar al respecto. Estudiaron el sistema inmune de los roedores, tomando en cuenta el género, edad y reacción contra la gripe. Como conclusión, descubrieron que las ratonas tienen un sistema inmune más fuerte que los machos, debido a la hormona femenina estradiol. Por ende, los hombres tienen más problemas al padecer alguna enfermedad respiratoria. La testosterona tiene un efecto inmunosupresor que afecta el beneficio que brinda las vacunas contra la gripe.

Cuando tienen gripe ellos…

El estraidol actúa como inmunoprotector en las mujeres, haciendo que tengan menos probabilidad de enfermarse o de caer en cama. La testosterona actúa como supresor, haciendo que ellos sean más propensos a debilitarse cuando tienen gripe.

Este video te puede gustar