Prueba de embarazo: todo lo que debes saber antes de usarla

Cuando tienes sexo sin protección sabes que corres riesgo de embarazarte. Incluso las píldoras o los métodos de barrera pueden fallar. En caso de que tengas duda sobre si estás o no embarazada, una de las formas de comprobarlo es con una prueba de embarazo. La usas, pero hay cosas que debes tener presentes a la hora de hacerlo.

Te sacan de dudas

La finalidad de las pruebas es confirmar si estás embarazada o no. Basta con ir a la farmacia y comprar una para luego usarla en casa. El problema es que a veces no sabes cuál elegir, pues a hay muchos modelos, aunque la finalidad que tienen es la misma. No obstante, sin importar cuál selecciones, debes fijarte en la fecha de caducidad. Las pruebas de embarazo, al igual que muchos otros productos, caducan. Pueden funcionar de maravilla por tres años como máximo. Lo malo es que si no te fijas en la fecha de vencimiento y la usas, el resultado puede alterarse.

Pruebas de embarazo

Para que una prueba de embarazo funcione, solo debe detectar la presencia de gonadotropina coriónica humana (hormona, hCG) en la orina. Esta hormona se produce cuando el óvulo fecundado se adhiere a la pared del útero, por lo que se convierte en el principal indicador de un embarazo. La prueba tiene cierta sensibilidad para detectar la hormona CG. Si usas una prueba caduca o vieja, deja de tener la misma efectividad.

Aprende a usarla

En caso de que recurras a las pruebas de embarazo, asegúrate de verificar la fecha de vencimiento. Si ya ha expirado o está a punto de hacerlo, será mejor que busques otra opción. Cuando buscas más precisión a la hora de saber el resultado, opta por las pruebas digitales. Su diseño funciona para detectar nivel de HCG aunque sea más bajo; cosa que la prueba común no hace. Mientras la prueba esté empaquetada perfectamente y la fecha aún no venza, ten por seguro que funcionará.

Este video te puede gustar