Pros y contras de convertirte en mamá si tienes más de 35

Tal vez uno de los mayores sueños que tengas en la vida sea convertirte en mamá. ¡Bien por ti! Para que eso suceda de manera exitosa, hay ciertas cosas que debes tomar en cuenta. Aunque no lo creas, desde tu alimentación, tu estilo de vida y tu edad influyen mucho en esa decisión que no debe ser tomada a la ligera. ¿Qué edad es la mejor para convertirte en mamá? ¿Acaso existe la mejor edad?

Edad ideal

Cuando tenemos alrededor de 20 años, nos encontramos en la mejor edad para procrear. Conforme vamos cumpliendo más años, nuestra fertilidad va disminuyendo de manera paulatina. Empieza un descenso significativo a partir de los 37 años, pues la calidad de los óvulos comienza a decrecer, afectando la capacidad reproductiva de las féminas. Por eso es buena idea planificar en qué momento se desea tener hijos para que la edad no sea un factor que interfiera de manera negativa.

Contras de convertirte en mamá después de los 35

  • La reserva ovárica disminuye, por lo que pueden suceder abortos o malformaciones fetales.
  • A partir de los 35 años, el embarazo se considera de alto riesgo.
  • Se pone en riesgo no sólo la salud del bebé, sino también de la futura madre, con riesgo secundario de hipertensión o diabetes.
  • Conforme la mujer envejece, los óvulos contienen menos mitocondrias (situados en el citoplasma de los óvulos) sanas, haciendo que el embrión disponga de menos energía para su buen desarrollo. Si no logra desarrollarse, sucede el aborto involuntario.
  • El óvulo envejecido puede ocasionar malformaciones o defectos genéticos en el bebé o en los peores casos muerte fetal.

Pros de ser madre pasando los 30

Aunque parece ser un escenario terrible, tener un hijo luego de los 35 ayuda a su desarrollo afectivo. El bebé tiene un entorno económico estable y por ende mejor educación.

Este video te puede gustar