Pros y contras de seguir una dieta

Una dieta sirve para tener un cuerpo más saludable durante más tiempo. Y sí, algunos cambios en tu alimentación diaria podrán mejorar tu digestión, acelerar tu metabolismo y mantener tu peso ideal. Sin embargo, algunas personas toman la dieta con una idea errónea volviéndose adicta a ella. Por otra parte, una dieta puede ser sinónimo de frustración cuando no logras cumplirla al pie de la letra y la lista puede seguir. Estos son los pros y contras de seguir una dieta ¿estás segura de que puedes con ello?

Pros

  • Te ves mejor físicamente: Seguir una dieta no debería ser tarea difícil, siempre que tengas tus metas establecidas podrás lograrlo. Tienes que tomar en cuenta que la dieta no es una especie de tortura. Sí, los alimentos chatarra o alto en grasas son deliciosos, pero hay reemplazos más saludables y mucho mejores. Cuando estás consciente de este sacrificio, entonces estás lista para seguir una dieta. El resultado no será instantáneo. De hecho, tomará semanas o meses para verte mejor físicamente. Sin embargo, quedarás tan satisfecha con ese cuerpazo de envidia que gracias a la dieta pudiste obtener.
  • Controla los problemas de salud: Además de lucir mejor físicamente, el cambio de alimentación es buenísimo para controlar los problemas de salud. Por ejemplo, consumir demasiadas grasas tiene problemas a largo plazo, como la obesidad, colesterol alto o el síndrome de colón irritable.
  • Te hace sentir muy bien contigo misma: Seguir una dieta es una forma de descubrir que eres capaz de llegar a una meta. No olvides que para cumplir tus sueños, primero debes empezar cumpliendo esos buenos hábitos que has dejado abandonados. Cuando sigues una dieta al pie de la letra y ves cómo funciona, te sientes mucho mejor contigo misma y tienes un autoestima adecuada.

Contras

  • La idea errónea: Lamentablemente muchas personas creen que una dieta es dejar de comer. También piensan que es eliminar todas las grasas y azúcares de su alimentación cuando en realidad el objetivo es disminuir su consumo. Al tener esta idea de lo que es una dieta podrías poner tu salud en riesgo. Lo mejor es ir a un nutriólogo, un experto en dietas que diseñe una de acuerdo a tus metas y necesidades.
  • Se vuelve una obsesión: No siempre sucede así, pero hay casos en los que sí. Seguir una dieta puede convertirse en una obsesión, a tal grado que te molesta o te vuelves irritable.
  • Te desmoralizan: No cabe duda de que lo mejor que hacemos los seres humanos es criticar a otros. Cuando escuchas comentarios como “¿no que hacías dieta?”, “¿si funciona la dieta?, “pensé que hacías dieta, te ves igual” es muy desmoralizante. Sin embargo, no debes hacerle caso a estas personas pues obviamente ellos no están haciendo nada bueno por su salud. Lo triste es que algunas personas se toman estos comentarios tan a pecho que llegan a deprimirse.

 

Este video te puede gustar