Problemas comunes que se presentan en el embarazo y que no debes ignorar

Estar embarazada es una experiencia maravillosa. Sin embargo, no debes ignorar ciertas complicaciones que podrían presentarse y ponerte en riesgo a ti o a tu bebé. Por eso, hoy quiero compartir contigo información acerca de los problemas comunes que se presentan en el embarazo. No se trata de que te asustes, sino de que en esta etapa no dejes de acudir con tu médico. De esta manera cuidarás tu salud y la de tu bebé.

No siempre hay complicaciones

Por fortuna, casi todos los embarazos transcurren sin complicaciones, pero es útil tener en cuenta los problemas que podrían hacerse presentes. Si sabes cuáles son los padecimientos más comunes estarás mejor preparada y sabrás cómo actuar. Ir a las citas prenatales te ayudará a conocer cualquier anomalía a tiempo.

Aborto o parto prematuro

El aborto espontáneo puede darse durante las primeras 20 semanas. Hay estadísticas que indican que el 20 % de los embarazos termina de esta manera, mientras que el 80 % ocurre antes de la semana 12. Cuando el aborto sucede dentro del primer trimestre es debido a anomalías cromosómicas en el óvulo fertilizado. Por otro lado, el parto prematuro surge cuando hay contracciones que hacen que el cuello uterino se empiece a abrir antes de la semana 37. Si los bebés nacen antes de esa semana, se les considera prematuros. Mientras más maduro o desarrollado está el bebé al nacer, tiene más probabilidades de sobrevivir.

Oligohidramnios

Otro de los problemas comunes que se presentan en el embarazo es el oligohidramnios. Se le conoce así al padecimiento que presenta el útero cuando hay poco líquido amniótico que proteja al bebé. Cuando no hay suficiente fluido puede haber complicaciones con el pequeño. Generalmente la solución es inducir el parto para no poner en riesgo al bebé.

Diabetes gestacional

Es un problema común que no debes ignorar. Para prevenirlo debes realizarte una prueba de tolerancia a la glucosa entre las semanas 24 y 28. Esta te permitirá detectar algo anormal. Si el diagnóstico es positivo, el nivel de azúcar tiene que monitorearse para que no haya consecuencias graves en el bebé. Es importante recalcar que las madres con diabetes gestacional tienen 30 % más probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2.

Placenta previa

Sucede cuando la placenta se implanta en una posición demasiado baja del útero, al lado del cuello uterino o cubriéndolo. Cuando la situación es persistente hasta el final del embarazo puede haber un parto prematuro o con complicaciones.

No dejes de asistir a tus revisiones mes con mes para evitar los problemas comunes que se presentan en el embarazo. En caso de que surja alguno, habrá más probabilidad de darle solución.

Este video te puede gustar