Si presentas estos síntomas, podrías tener una ETS

El sexo ofrece placer y un momento de intimidad en pareja. Por desgracia, en la actualidad muchas personas tienen relaciones sin las precauciones necesarias. Debido a eso, se ha desencadenado el contagio de diversas enfermedades de transmisión sexual (ETS). La mayoría de las ocasiones sabes que algo anda mal cuando notas o sientes algo. Si presentas estos síntomas, tu cuerpo podría indicarte que algo no está bien.

Vida sexual activa

Para llevar una vida sexual plena es primordial tomar las precauciones necesarias. Usar protección en cada encuentro te ayudará a que tu salud se mantenga estable. También es importante que conozcas tu cuerpo para que sepas cuando algo no va bien. Detectar tempranamente algunos síntomas puede ayudarte a hacer algo al respecto. No olvides que todas estamos expuestas a contraer alguna enfermedad de transmisión sexual. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), un millón de personas se contagian de las cuatro ETS más comunes: clamidia, gonorrea, sífilis y tricomoniasis.

Cuidado con las ETS

Las cuatro enfermedades antes mencionadas pueden curarse satisfactoriamente si se detectan oportunamente. Hay otras que son tratables, pero no curables, por ejemplo, hepatitis B, VIH y VPH. Cualquier enfermedad de las antes mencionadas puede propagarse por vía vaginal, oral o anal. También hay riesgo cuando se hacen transfusiones de sangre, y de madre a hijo en el embarazo o parto.

Estos síntomas indican algo

En algunos casos las ETS no manifiestan síntomas. Sin embargo, hay señales que indican que existe un problema en el organismo.

    • Una secreción anormal en la vagina puede ser indicador de clamidia. Otra señal de alarma es cuando hay dolor durante las relaciones sexuales.
    • Úlceras, ampollas, llagas, fiebre o ganglios inflamados son indicadores de herpes.
    • La sífilis puede detectarse por manchas ásperas rojizas o cafés, dolor de garganta, cansancio o dolor corporal. También si hay pérdida de cabello o de peso.
    • En los chicos, tener secreción verdosa o amarillenta en el pene o inflamación de testículos, es señal de gonorrea.
    • La tricomoniasis se detecta por dolor en el vientre o secreción verdosa.

Cuando notes algo extraño en tu cuerpo, no tengas miedo y acude de inmediato al médico, tu salud y la de otras personas es lo más importante.

Este video te puede gustar