Practicar ejercicio durante el embarazo, ¿bueno o malo?

Hasta hace unos años se creía que durante el embarazo se tenía que mantener completo reposo para evitar alguna complicación con el bebé. Decían que no se podía practicar ejercicio; sin embargo, en la actualidad se piensa lo contrario.

¿Por qué sí hacer ejercicio?

El ejercicio durante el embarazo brinda muchos beneficios. Recordemos que en esta etapa es necesario tener mucha tranquilidad y un estilo de vida saludable. Por desgracia, el estilo de vida que tenemos a veces resulta contraproducente, y si no hacemos algo, podría afectar tu organismo y a tu bebé. Por ejemplo, si en tu trabajo tienes mucho estrés y no haces nada para liberarlo, dañará tu salud y la de tu bebé. Para que tu salud y tu embarazo no se vean afectados, el ejercicio podría ayudarte a liberar tanta tensión.

¿Qué puedes hacer?

Hacer ejercicio durante el embarazo no significa que debas cargar pesas o hacer demasiado esfuerzo. Hay rutinas menos pesadas también funciona y te mantienen en buen estado; por ejemplo: natación, yoga y pilates.

¿Cuándo no practicar ejercicio?

Así como el ejercicio puede ser beneficioso, hay ciertas restricciones que no deben pasar por alto. No hay que olvidar que hay embarazos de alto riesgo, en los que se necesita reposo absoluto. De lo contrario podría ponerse en riesgo la salud de la madre y del bebé. Si de verdad quieres embarazarte, es mejor que primero acudas con el médico para que te haga una revisión general. Así podrás saber si tienes la condición adecuada para ser madre en ese momento. Considera que si tu peso o tu presión están elevados, podrías tener complicaciones que bien puedes evitar. Si haces ejercicio desde antes del embarazo, será mejor porque tu condición será la adecuada para esa maravillosa etapa.

Cuídate para que puedas disfrutar de tu embarazo.

Este video te puede gustar