Practicar danza árabe te ayudará a tener mejor salud física y emocional

Si deseas practicar danza árabe, es importante que conozcas un poco de su historia. Es una de las danzas más antiguas de la humanidad y combina diferentes elementos del Medio Oriente. Gracias a todo lo que incluye, le ofrece grandes beneficios a tu cuerpo y a tu salud en general. Conoce un poco más sobre ellos y decídete a tomar clases. Créeme, vale la pena.

Beneficios físicos

A diferencia de otros deportes, el trabajo que realizas va de dentro hacia afuera. Los músculos internos son los que más trabajan y a la larga se notan los resultados. Esta danza es de bajo impacto, no daña las rodillas ni la espalda o las articulaciones y el cuello. Obviamente, para que así sea, debes acudir con gente especializada. Sin embargo, practicar danza árabe te ayudará a fortalecer el abdomen y la cintura gracias a los movimientos circulares.

Para las emociones también es bueno practicar danza árabe

Si te animas a practicar esta danza, despertarás tu lado sensual. Además, la danza te ayuda a liberar el estrés y tienes una conexión especial contigo misma. Si tomas clases grupales, también formas un vínculo muy especial con las demás chicas con las que compartes ese momento. Por si fuera poco, al sentirte más unida a ti, tu vida sexual también mejora. No sólo porque te sientes bien contigo, sino porque los movimientos de la zona pélvica mejoran el funcionamiento de los órganos sexuales. A la hora del sexo, te moverás de una manera distinta, pero que sin duda disfrutarán tu pareja y tú.

Tip: las mujeres embarazadas pueden practicar danza árabe durante y después del parto. Recuperarás la tonicidad y elasticidad de tu cuerpo, principalmente en la zona abdominal. Así que no busques más pretextos y comienza ya. Si ya estás tomando alguna clase de danza, platícame qué has notado de diferente en tu cuerpo.

Este video te puede gustar