Practica pole dance para tener una figura de infarto

El pole dance, también conocido como baile de tubo, es una disciplina que requiere fuerza y control del cuerpo. Por eso, practicar este deporte trae múltiples beneficios, como una figura estilizada, fuerza en los músculos y una rápida quema de calorías. Si quieres comenzar a practicar esta disciplina comienza por estos ejercicios sencillos y verás cómo pronto tus piernas, abdomen y brazos se tonifican.

El calentamiento

Antes de practicar cualquier ejercicio es necesario calentar los músculos. Puedes trotar, hacer bici, bailar o hacer aeróbicos, antes de comenzar el pole dance. Después, es necesario estirar los músculos pero sin que estos duelan. Para ello, separa las rodillas lo más que puedas y lleva la parte superior abajo. Luego apoya la palma de las manos en el suelo para estirar los músculos. Posteriormente, de pie, flexiona una pierna hacia atrás mientras que las sostienes con una mano durante unos minutos. Repite el ejercicio con la otra pierna.

Trepar

Para este ejercicio debes pararte frente al tubo y envolver las piernas. Los brazos deben ir por encima de la cabeza. Ahora trepa lo más alto que puedas, la clave está en subir con los brazos y hacer la fuerza suficiente con las piernas para no caerte. Recuerda que este entrenamiento es de gran dificultad, así que debes intentarlo las veces que sean necesarias. No solo se requiere fuerza física, sino coordinación mental.

Carrusel

Este entrenamiento consiste en pararse con el cuerpo de costado al tubo. Luego sostente firmemente con la mano a la altura de la cabeza y da vueltas alrededor del tubo, cada vez ve aumentando la velocidad. Para ello contrae el abdomen, mantén la espalda recta y los pies en punta. Ve incrementando la velocidad a medida que te sientas segura.

Una mano

Comienza este ejercicio rodeando la pierna al tubo al igual que el brazo con el que te sujetas. Coloca la mano que está libre debajo de la pierna, engánchate con la rodilla y ve girando hasta llegar al piso. Recuerda que los pies deben estar estirados y los movimientos deben ser prolijos. Repite varias veces hasta mejorar la técnica.

Si recién comienzas a practicar pole dance y no tienes mucha flexibilidad, no desesperes, sé paciente y ve de a poco. Es importante recalcar que aquellas personas con problemas de columna deberían consultar al médico antes de intentar este ejercicio para evitar lesiones.

Este video te puede gustar