El postparto gemelar: todo lo que tienes que saber

¿Estás esperando gemelos? ¡Muchas felicidades! Aquí te hablaremos de todo lo que tienes que saber acerca del postparto gemelar para que sepas qué esperar. Entérate de que el postparto gemelar es más difícil. Es obvio, tu útero ha hecho un esfuerzo doble. Tranquila, no queremos espantarte, también hay buenas noticias: la mayoría de las mujeres con embarazos gemelares no desarrolla ninguna enfermedad durante el embarazo. Muchas tienen partos vía vaginal, que permiten una recuperación más rápida, y otras no tienen ninguna complicación después del parto.

Baby blues

Las mamás de gemelos han hecho un gran esfuerzo físico durante el embarazo y parto. A eso se suman que tienen dos bebés a su cargo después de dar a luz.  Por ello, tienen más probabilidades de sufrir problemas emocionales en este periodo. Por tanto, será muy importante que cuiden su salud mental y física. Está demostrado que la depresión postparto es mucho más frecuente en mujeres que han dado a luz a mellizos. Criar a dos hijos, amamantarlos y, además, recuperarse de un proceso físico casi heroico, ¡por supuesto que afecta al estado anímico y físico de la mamá!

¿A quién le importa?

Muchas mamás también sufren pues creen que las expectativas sociales son muy altas y las estresa no poder cumplir con ellas. Por tanto, lo primero que debes tener presente es que tu opinión es la más importante. ¡Olvídate de lo que opinen los demás! Acércate a tus seres queridos y toma consejos de mamás que hayan pasado por lo mismo, pero aún así recuerda que tu siempre sabrás qué es mejor para tus hijos.

Ayuda y organización, ahí está la clave

No intentes hacer todo tú sola, pide toda la ayuda que necesites. Sin miedo. Necesitas descansar lo más posible y centrar tu mente y espíritu en recuperarte. Esas, junto con darle pecho a tus hijos, si es que así lo has decidido, serán tus prioridades; al menos durante el primer mes. Lo demás, puede esperar. Después puedes empezar a ocuparte en recuperar el “cuerpower” y ejercitarte poco a poco. Sigue las instrucciones de tu médico pero, sobre todo, recuerda que primero estás tú.


Este video te puede gustar