Es posible estar embarazada y no saberlo

Parece increíble pero es posible estar embarazada y no notarlo hasta muchos meses después. Existen muchos casos de mujeres que se enteraron por una casualidad y hasta el cuarto mes de gestación. Así mismo, hay quiénes sólo se enteran hasta el momento de parto. Sí, tal como lo lees. En este sentido existen diversas causas tanto médicas como psicológicas por las que este fenómeno sucede. ¿Quieres conocer las más comunes?

A veces lo negamos tanto, que el embarazo pasa inadvertido

Una de las causas más generales es la autonegación. Es decir tenemos una vida sexual activa y por ende tenemos un método tanto de protección de enfermedades, como de prevención del embarazo. Por ello, por nuestra cabeza no pasa la remota posibilidad de estar embarazada. Así mismo, las mujeres que toman un método hormonal suelen pensar que no pueden embarazarse. En consecuencia atribuyen la amenorrea o desaparición de la menstruación a las hormonas antes que al embarazo.

Es posible estar embarazada y seguir menstruando

También es posible seguir menstruando durante el embarazo, por lo que creemos no estar embarazadas. Existen diversas causas por las que se presenta esta situación. En primera instancia debemos recordar que durante la implantación del embrión el endometrio produce un leve sangrado. Así mismo, nuestro cuerpo tiene una memoria orgánica que regula todos nuestros procesos y sistemas. En consecuencia esta memoria orgánica hace que tengamos nuestro periodo de forma regular.

Las mujeres con sobrepeso no notan los cambios

Las mujeres que tienen sobrepeso son menos sensibles a los cambios del cuerpo. En este sentido no notan el crecimiento del vientre. Debido al volumen de su cuerpo la sensibilidad de este disminuye, por tanto, no se percatan de los movimientos del feto. En consecuencia no se percatan del embarazo hasta que acuden al médico por cualquier otro problema de salud.

Lo que debes hacer si quieres estar segura

Como has visto, estos factores son muy aleatorios y nos dificultan saber si hemos concebido o no. Por eso, para evitar cualquier susto una buena idea es realizarse pruebas de embarazo periódicamente. La más efectiva es un análisis de sangre, un ultrasonido o una clásica prueba de cajita. Además, es obvio que debes  protegerte y usar anticonceptivos de barrera incluso con tu pareja.

Este video te puede gustar