¿Por qué nos duele el estómago cuando estamos nerviosas?

Nos duele el estómago, pero no siempre es el chavo que nos gusta el que lo provoca. Además de las maripositas, hay otro tipo de dolor de estómago que surge cuando estás nerviosa. Me refiero al que sientes cuando estás a punto de hacer una presentación en el trabajo o cuando tienes que hablar con alguien de algo serio. Es de lo más normal, aquí te explico por qué nos duele el estómago cuando estamos nerviosas y cómo podemos controlarlo.

¡Alerta, alerta!

Cuando te entran los nervios por cualquier motivo, tu cerebro se activa y manda la señal para que el cuerpo se defienda de aquello que te está generando tensión. Así que empieza a producir mayor cantidad de adrenalina, el corazón empieza a latir más rápido y el estómago trabaja más lento… Eso causa… ¡Adivinaste!: dolor en el estómago. Y según el grado de nerviosismo, es la intensidad del impacto y sus efectos, desde náuseas, estreñimiento y vómito, hasta ganas de comer en exceso o diarrea.

Ecuación y mantra de oro

Si eres muy nerviosa y aprensiva, no dejes que los nervios hagan estragos en tu estómago. Relájate y aprende a tomar las cosas con más calma. ¡Sí se puede! Te lo digo yo que soy la más nerviosa ever. Suena a broma, pero repetir este mantra me ha salvado de muchas: “Me vale”. Cuando tengas un problema piensa si puedes resolverlo. ¿Puedes? Entonces ocúpate en ello en vez de estresarte. ¿No puedes? Listo, déjalo ir. 

Tips extras

Ese mantra sirve para enfrentar problemas más grandes, pero ¿qué tal si es una situación específica o la junta de trabajo lo que tanto te estresa? Para enfrentar este tipo de momentos, aquí te dejo algunos tips extra que te ayudarán. Créeme, tu estómago será el más agradecido:

  • Respira profundamente. Inhala y exhala. Ha varias técnicas de respiración especiales para ello.
  • Practica ejercicio con regularidad. Así generas endorfinas y ayuda a relajarte.
  • Haz estiramientos para liberar la tensión muscular.
  • Toma suficiente agua.
  • Quiérete. Tener una buena autoestima evitará la ansiedad y te dará seguridad.
  • No te exijas demasiado. Debes ser consciente que eres humano y puedes cometer errores como cualquiera. Está bien querer ser perfeccionista, ¡pero no exageres!
  • No seas tan dura contigo misma. En cuanto dejes de autocorregirte, obtendrás resultados inmediatos y te sorprenderás de lo buena que eres sin ser dura contigo misma.

¿Cómo alivias tú ese dolor de estómago?

Este video te puede gustar