Placer al hacer ejercicio, ¿alguna vez lo has experimentado?

Si eres una chica que hace ejercicio, seguro has notado que en algún momento sientes “esas cosquillitas ricas” mientras haces tu rutina. Tranquila, no te espantes, no eres la única a la que le ha pasado. El placer al hacer ejercicio es más común de lo que imaginas y ya ha sido comprobado por la Universidad de Indiana.

Investigación = coregasm

La Universidad de Indiana hizo una investigación en la que analizaron a 530 mujeres, sin importar la actividad física que realizaban. Descubrieron que el orgasmo inducido se da por una serie de ejercicios. Abdominales, ciclismo, levantamiento de pesas o escalada son algunas actividades que lo generan. De las mujeres entrevistadas, 40% afirmó haber sentido excitación o un orgasmo.

Quieres sentir placer al hacer ejercicio

Hay una serie de cosas que puedes hacer para que experimentes el placer al hacer ejercicio.

  • Trabaja el suelo pélvico. Para lograr el coregasm no hay un recetario, pero es importante que tonifiques el suelo pélvico para que puedas sentir diferentes sensaciones. Considera que no tendrás los resultados que esperas de un día para otro. Los ejercicios de Kegel funcionan perfecto.
  • Relájate y déjate llevar. Evita los ejercicios a los que no estás acostumbrada porque podrías lastimarte. Además, al hacer ejercicios que no habías hecho antes, tu cerebro se concentrará en que lo hagas bien y no pensará en el placer.

Cómo lograrlo

  • Inicia con un poco de cardio. Aumentará tu ritmo cardíaco y estimula tu sistema nervioso. Tu cuerpo segregará la hormona del placer.
  • Sigue con abdominales para que los músculos se contraigan con intensidad.
  • Tus piernas también deben ser trabajadas.

Puedes probar con diferentes rutinas para que descubras cuál es la que te genera placer. Si estás con tu pareja en el gym, ¡felicidades! Pueden atreverse a jugar candentemente y terminar con una buena dosis de sexo. ¿Lista?

Este video te puede gustar