Personas que todo mundo odia en un gimnasio

No cabe duda de que en cada lugar al que vas, encuentras ciertos tipos de persona que hacen que la experiencia sea más o menos divertida. En un gimnasio encontrarás a varios especímenes realmente excepcionales. Checa si ya has conocido a todos y, si no, cuidado, puede que pronto se crucen en tu camino.

Siempre enfermo

En un gimnasio no falta el germen andante que va nada más a regar sus bacterias. Se caracteriza por ser la “agradable” persona que todo el tiempo estornuda o tose sin taparse la boca ni la nariz. Lo peor es que sujeta los mismos aparatos que tú. ¡Qué asco!

Selfieholic

Con todo lo nuevo en las redes sociales, también en el gimnasio encuentras gente que nada más va a tomarse fotos. Bastante molesto, pero es casi casi el pan de cada día. Así que mejor acostúmbrate a que personas así se crucen en tu camino más de una vez en un solo día.

Ladrón

En todos lados encontrarás algún amante de lo ajeno. Lo peor es cuando tienen el descaro de pedirte prestado algo y no te lo devuelven. Además, cuando pides que te devuelvan tus cosas se hacen los ofendidos y dejan de hablarte.

Ligador en potencia

Nunca falta el hombre que siente que tiene cuerpo de Zac Efron y trae a todas las chicas locas. Claro, eso sólo está en su mente, porque realmente es un patán. Siente que nadie lo merece y carece de valores y de educación.

Acaparador

Seguro has encontrado a alguien que se la pasa acaparando todos los aparatos. Peor aún,  admirándose en el espejo en vez de ponerse a hacer ejercicio.

El ojo de Saurón

En todo gimnasio siempre encontrarás a alguien que se la pasa checando todo lo que hacen los demás. En todo momento te ve y realmente no sabes si le gustas, le impresiona cómo haces tu rutina, es un criticón o es un chismoso.

Este video te puede gustar