Perder mis pechos me enseño el valor de la vulnerabilidad

Los hombres se vuelven locos por ver un par de senos bonitos. Son deseables, bonitos, te dan una figura hermosa. En fin, todas las mujeres queremos senos bonitos. Perder mis pechos me llevo por todo un proceso, es algo de lo que nadie habla.

Algo de lo que pocas hablan es sobre lo que pasa después de haberte sometido a una mastectomía.

Esta es una realidad con la que todas las mujeres que se han sometido a una mastectomía se enfrentan a diario.

Todos los días vemos en casia cualquier parte personas con cuerpos bonitos. Chicas con abdomen plano, senos enormes. Pero sin duda ninguna de estas imágenes tiene una mastectomía. Si nunca has visto una puedes imaginarte una tejido plano liso de piel y tejido cicatricial. Un procedimiento milagroso o deconstrucción de todas las partes hermosa y femeninas.

La palabra reconstrucción se escucha muy reconfortante no es así. Muchas personas al oír la decisión de Angelina Jolie de someterse a cirugía. Seguro pensaron que iba a regresar nueva y mejorada a la alfombra roja.

La idea de reconstruirte te da seguridad, te hace pensar que eres capaz de todo. Pero perder mis pechos fue mucho más que perder dos bultitos de carne. Con ellos le di de comer a mis hijos.

Cómo reducir el riesgo de padecer cáncer de seno con ayuda de estos hábitos

Pero como mujer que perdió un seno a causa del cáncer y se sometió a una reconstrucción, puedo decírselo de primera mano: es más complicado que eso.

El cuerpo de una mujer después de una mastectomía y la forma en que esto la hace sentir. Es un tema super delicado. Incluso es un tema delicado cuando se habla de él en pareja. Es fácil generalizar la experiencia porque hay chicas a las que les va de maravilla. Pero la gran mayoría de los casos, no es color de rosa.

Una reconstrucción dista mucho de ser un aumento de senos. La gente pensaría que te vas a ver mucho mejor con los senos nuevos. Perder mis pechos me enseño el significado de la vulnerabilidad.

A pesar de la fuerza que debes mostrar, la forma en la que te percibes a ti misma, en las relaciones y en todo lo demás se tambalea. Cuanto más tiempo vivas con esas cicatrices te vuelves más fuertes. El caso es que las cicatrices muchas veces no son física sino emocionales.

Señales que ayudan a detectar el cáncer en niños de manera temprana

Pero la más vulnerable de todas las preguntas siempre persiste: “¿Sigo siendo deseable?”

La preocupación de un esposo por la apariencia de los nuevos senos, la curiosidad de un novio por las cicatrices o una señal que indique algo más que una aceptación completa pueden socavar la confianza de una mujer.

Claro que tienen derecho a preocuparse por la apariencia de sus mujeres. solo que después de perder una parte tan íntima de tu persona, lo último que quieres es quedar atrapada en los pensamientos de tu pareja. Saber o no si eres deseable ¿me va a seguir queriendo?

Cuando te haces una mastectomía, la vuelta a los implantes es larga,.

¿Cómo se ve una reconstrucción terminada? 

Breast screening. Young woman examining her breasts, cancer prevention, closeup

Parece un montículo pequeño, redondo, sin rasgos distintivos, color carne en lugar de donde alguna vez estuvo el pecho. Es suave, cómodo , sin pezón. Algunas chicas deciden tatuarse el pezón o hacerse un injerto de piel, pero después de tantas cirugías, muchas chicas deciden quedarse con el montículo de piel.

Perder una parte de ti que está tan estrechamente ligada a ser mujer es un desafío que es a la vez abrumador y superable. Es un coctel de vulnerabilidad, fragilidad y es emocionalmente crudo. Es la idea errónea de que te han quitado algo irremplazable (qué hay más irremplazable que tu vida cierto)Se necesita tiempo para adaptarse a las cicatrices de la batalla que se convertirán en parte de tu historia de fondo.

Y cuando todo lo demás falla, siempre hay humor.

Este video te puede gustar