Parto velado, ¿por qué algunos bebés nacen de esta manera?

Se sabe que todos los bebés, al momento de nacer, rompen el saco amniótico. La función de este es mantener protegido y alimentado al bebé durante su estancia en el vientre. Sin embargo, hay pequeños que al nacer lo hacen en un parto velado. ¿Sabes en qué consiste?

Parto velado

Durante el parto la bolsa amniótica tiende a romperse para que el bebé pueda salir. Hay casos raros en los que el pequeño nace con la bolsa amniótica completa, por lo que permanece envuelto en la membrana. A este suceso se le conoce como parto velado y a los niños que nacen de este modo se les conoce como enmantillados o niños con manto. De acuerdo a los datos que registran los hospitales, 1 de cada 80 mil nacimientos sucede de esta forma. Es más común que se dé en el parto natural, pero también puede ocurrir en la cesárea. En el parto natural a veces es necesario rasgar la bolsa si esta no se abre sola. A partir de ese momento el bebé comienza a respirar y expulsar el líquido que retuvo en su sistema respiratorio.

¿Afecta?

Algunos padres, sin la información necesaria, creen que el parto velado podría traer graves consecuencias para sus bebés. Sin embargo, hasta el momento no se cuenta con registros que aseguren que esto afecta la salud del pequeño o de la madre. Tampoco hay evidencia en el sentido opuesto; es decir, de que los bebés nacidos en un parto velado gocen de mejor salud. Lo único que sí hay que considerar es que si la bolsa se rompe antes de la fecha prevista es importante acudir al médico. En un caso así debe acelerarse el parto por el bienestar de la madre y del bebé.

No dejes de acudir a tus chequeos para confirmar que todo está bien contigo y con tu hijo.

Este video te puede gustar