Parto prematuro: estas son las señales de alarma

Los partos prematuros pueden tener consecuencias negativas para el bebé. Cuando el nacimiento ocurre entre las semanas 21 y 37 de gestación se considera un parto prematuro. Antes de que esto suceda, hay varias señales que te dará tu cuerpo ante las cuales tienes que actuar. Sigue leyendo para identificar un parto prematuro y evitar problemas en tu bebé.

Aproximadamente un 10 % de las mujeres experimentan signos de parto prematuro en algún momento del embarazo. Sin embargo, en muchos casos es posible detener los síntomas de parto y finalmente el nacimiento se produce a término.

Señales de alarma ante un posible parto prematuro

  • Contracciones regulares cada 15 minutos o menos. Estas con una duración de 20 segundos a 2 minutos cada una.
  • El sangrado vaginal también es un síntoma que precede al parto prematuro.
  • También cuando el tapón mucoso se expulsa es una señal de que el cuello uterino comienza a dilatarse.
  • Presencia de flujo vaginal de consistencia distinta. Este puede ser transparente, rosa o un poco marrón, la consistencia es mucosa.
  • La rotura de la bolsa amniótica también es una señal de que el parto se producirá en las próximas horas.
  • Calambres o cólicos abdominales por más de una hora.
  • Presión intensa en la pelvis, caderas y cara interna de los muslos. Incluso se  puede tener la sensación de que el bebé estuviera a punto de salir.
  • Dolor continuo en la parte baja de la espalda.
  • También se pueden presentar aumento de temperatura y escalofríos.

Lo que debes hacer ante la presencia de estos síntomas

  • Si presentas contracciones regulares, debes tumbarte sobre tu costado izquierdo. En caso de que sigan después de una hora, acude al médico.
  • Bebe de dos a tres vasos de agua para aumentar el volumen de sangre en el organismo. De lo contrario, aumentará la concentración de oxitocina, la hormona responsable de las contracciones uterinas.
  • Observa si hay salida de líquido mucoso por tu vagina. Si la hay, debes trasladarte de inmediato a un hospital

En el hospital el médico evaluará el estado del bebé y lo más posible es que te dé medicamentos para detener el trabajo de parto, llamados tocolíticos.

Para evitar la posibilidad de un parto prematuro acude a todas tus revisiones médicas.

Este video te puede gustar