Un parto menos doloroso con el walking epidural, ¿te animas?

Muchas mujeres buscan tener de la forma más natural a su bebé. No obstante, todas conocemos el posible e intenso dolor al que nos enfrentaremos. La epidural es la analgesia que se puede utilizar durante el parto y que modula la percepción del dolor. El walking epidural es muy similar a la epidural tradicional, excepto por la cantidad de opiáceos que se utilizan en el medicamento. El walking epidural sirve para que la mujer se encuentre activa durante la dilatación. Esto ayudará a que la expulsión del bebé sea mucho más rápida y con menor dolor.

La analgesia epidural

La analgesia epidural es el principal método utilizado para eliminar el dolor durante el proceso de parto. Hoy en día, muchas mujeres están comenzando a prepararse para intentar parir sin ella. El walking epidural es otra opción disponible. A diferencia de la epidural tradicional, esta contiene una menor cantidad de anestesia y un aumento ligero de los opiáceos. Esto sirve para que solo las fibras sensitivas se duerman y las motoras permanezcan despiertas. Al tener despiertas las piernas, la mujer es capaz de levantarse sin la necesidad de ayuda para acudir al baño, pasear y colaborar de forma activa en el parto.

Cómo se aplica el walking epidural

Se introduce una aguja especial en el espacio que existe entre dos vértebras de la región lumbar. Esta aguja se coloca en el espacio epidural, permite poner un catéter por el que se suministrara a la mamá la medicación anestésica que aliviará el dolor. La dosis administradas dependerá del tiempo que dure el parto. Para tener una buena analgesia es indispensable que la embarazada se encuentre consciente de cómo funciona este procedimiento. Además solo ella puede acceder a este.

Ventajas del walking epidural

Una de las mayores ventajas de este procedimiento es la ausencia de molestias durante el parto. Es la posibilidad que tiene toda mujer para tener un parto sin dolor. La parturienta podrá notar las contracciones y sentir como el canal de parto se abre sin sufrir dolor. Además, la combinación de químicos involucrados crea un bloqueo muy selectivo, esto permite a la futura mamá caminar sin ningún problema durante el parto. Esta analgesia promete también un parto más corto, mejores índices de cardíaca fetal y menor dificultad en la expulsión. Además, disminuye el porcentaje de partos vaginales instrumentales, es decir que se reduce la necesidad de prácticas de epistomias, el corte que se realiza en el perineo para evitar desgarros cuando se asoma el bebé.

Este video te puede gustar