Olvídate del dolor de espalda con estos fáciles ejercicios

La espalda es el sostén del cuerpo. Tener una buena postura es básico para evitar problemas a largo plazo. Estar sentada por largas horas, manejar mucho, pasarse horas viendo el celular o incluso la ropa ajustada provocan que no le demos el cuidado necesario a nuestra espalda. Así que es momento de que la cuides. Olvídate del dolor de espalda con estos fáciles ejercicios que aquí te dejamos. Antes de empezar, recuerda que es muy importante respirar durante todos los movimientos y no exageres con el número de repeticiones. Y si ya tienes molestias serias de espalda, mejor consulta a tu médico.

Rodillas arriba

Acuéstate sobre una superficie plana, de preferencia sobre el piso. Ahora, lleva una rodilla hasta tu pecho y bájala lentamente. Aguanta de 10 a 30 segundos. Luego la otra y después las dos al mismo tiempo. Repítelo varias veces.

Rodillas a los lados

Mantén tu espalda plana sobre el piso, incluidos hombros. Ahora, levanta las piernas y  deja caer lentamente tus rodillas primero hacia un lado y luego hacia el otro. Siempre procura que las rodillas toquen el suelo al costado sin despegar los hombros del piso. Aguanta de  5 a 15 segundos de cada lado. Repite varias veces.

Levantamiento de cintura

De nuevo acostada con la espalda plana sobre el piso. Ahora, flexiona las rodillas y apoya las plantas de los pies sobre el piso. Intenta despegar la cintura del piso pero sin que tus pompis dejen de tocar el suelo. Y luego vuelves a bajar lentamente. Aguanta de 10 a 30 segundos cada vez que estés arriba y repite el movimiento.

Levantamiento de cadera

La misma posición que el ejercicio anterior. Sólo que esta vez, levantas la cadera por completo. Sube y baja lentamente. Cuando tu espalda toque el piso, sube de nuevo y así sucesivamente. Aguanta de 10 a 30 segundos y repite varias veces.

Twist de cintura

Siéntate sobre una silla sin respaldo. Cruza una pierna sobre la otra y ahora gira la cintura y los hombros hacia un lado. Repite este ejercicio cruzando la otra pierna y yendo hacia el otro lado. Cuida tu respiración y que tu postura sea la correcta. Tu espalda debe estar completamente recta.

Este video te puede gustar