Olvídate del dolor de ciática con estos ejercicios

Seguramente alguna vez has escuchado a algún familiar o amigo quejarse del dolor de ciática, o peor aún, lo has experimentado en carne propia. Esta dolencia que proviene de uno de los nervios más famosos, el nervio ciático, es de los más comunes. Contrario a lo que se cree, este mal no solo aqueja a las personas mayores. También afecta a mujeres embarazadas y personas que pasan demasiado tiempo sentadas. De hecho, una mala postura y el sobrepeso suelen ser otros  factores que provocan este malestar. Además de medicamentos y masajes, se recomienda realizar ejercicios para disminuir este desorden en la salud. Pon mucha atención y haz esta rutina al menos tres veces a la semana

Elevación de la pierna

Sobre una superficie plana, acuéstate boca arriba y levanta lentamente la pierna que presenta problemas. Posteriormente dóblala y lleva tu rodilla a la altura de los hombros. Mantén la postura por 30 segundos, después estira y relaja

Posición gato-vaca (yoga)

Este ejercicio no se recomienda a mujeres con un embarazo muy adelantado, pues se trabaja la espalda. Esta posición sirve para reducir el malestar ocasionado por la mala postura. En una superficie plana colócate en posición cuadrúpeda. Tus muñecas tienen que estar justo debajo de los hombros. Mantén la mirada al frente cuando hagas la vaca. Para pasar a la postura del gato eleva la espalda, arqueándola, sin despegar las manos del piso. Agacha la cabeza y mete el abdomen. Necesitarás estirar los brazos. Mantén esta posición por 10 segundos y vuelve a la vaca. Haz 30 repeticiones.

Estiramientos con la rodilla apoyada

Sobre una superficie plana recuéstate boca arriba. Dobla tus rodillas lo más que puedas y sujétalas con ambas manos. Mantente ahí por unos segundos y después lleva el talón de la pierna afectada sobre la rodilla de la extremidad opuesta. Sostén con ambas manos esa pierna y llévala ligeramente hacia tu pecho. Realiza estos estiramientos durante 30 segundos. Haz 10 repeticiones.

Si eres constante, en poco tiempo te olvidarás de las terribles molestias de la ciática.

Este video te puede gustar