Transforma tu cena de Año Nuevo en una más saludable

Seguramente has escuchado sobre el aclamado maratón Guadalupe-Reyes Magos y sabes lo que conlleva: comer y comer hasta que el cuerpo aguante. Pero para que no caigas en la tentación te compartiré mis trucos para que no te atiborres de comida en la víspera de Año Nuevo (ni en otras festividades) y tengas una cena saludable. Así no despertarás con todo el arrepentimiento del mundo y unos kilos de más.

Tres comidas y dos colaciones

Antes de comenzar tienes que respetar la regla general: hacer tres comidas fuertes y dos colaciones. ¿Esto qué quiere decir? Come como si se tratara de un día “normal” y no te saltes ningún platillo para “dejar sólo un espacito” para el atracón de la noche.

¡Sin trampas!

Repítelo conmigo: “nada de espacitos, sí a mis tres comiditas fuertes y dos colaciones“. “No me atiborraré de comida en Noche vieja”. ¡Y no hagas trampa!. Tus alimentos se tienen que basar en el círculo de los siete alimentos.

El círculo saludable

Para quienes no lo sepan, éste tiene como base el agua; el 50%, para frutas y verduras, el 45%, para dividir entre lácteos, granos y carnes, legumbres y huevo y el 5%, para aceites. Digo, no tienes que ser súper estricta, pero apégate lo más que puedas a ese círculo. Si es necesario, hazlo tu mejor amigo y pégalo en el refrigerador, la laptop y ponlo de fondo de pantalla en el móvil.

¡No tienes que comer todo lo que veas!

Esto me lleva a recordarte que sea Navidad o Año Nuevo no significa que tienes que comer mal. Por lo tanto, ¡no tienes que comer todo lo que encuentres en tu camino!

Con moderación, ¡tú puedes!

Ahora digamos que ya llegó la noche y acerca la hora de la cena… Aquí te compartiré un consejo que me dio mi nutrióloga: elige todo lo que comerás esa noche y ponlo en tu mega plato, siendo consciente de que sólo eso es tu cena. Sí, hermosa, esa será toda la cena. Nada de estar pique y pique el pavo, el cóctel de frutas y todo lo que veas en la mesa.

Es Nochebuena, a compartir

Si a tu familia es de las que rompe piñata, está increíble; pero ojo, no te atiborres de dulces e incluso compártelos. Por último, pero no por ello menos importante, baila todo lo que puedas. Además de gozar de la noche igual es una forma de mantenerte alejada de la comida ¡y quemas calorías!

Este video te puede gustar