No puedo tener hijos : ¿Cómo hablar con tu pareja?

Recibir esta noticia puede ser doloroso, especialmente si estabas pensando en formar una familia. Quizas estas en ese punto como pareja donde ya tienes la estabilidad emocional y económica de traer al mundo a un bebé. Sin embargo esta noticia va a poner sobre la mesa otro tipo de acuerdo. “nopuedo tener hijos” Sí, es algo que debe saber tu pareja.

Te voy a dar unos consejos para poder decirle a tu pareja el temido diagnostico. No te angusties que no eres la única y existen muchas formas en las que ustedes pueden ser padres.

Acude con un especialista

Tal vez han intentado tener al bebé desde hace mucho tiempo, pero no han podido. Por ello has pensado que eres infértil o tienes problemas serios para concebir. Primero, acude al médico para tener una opinión certera y acertada. Recuerda que existen muchos factores que propician la infertilidad.

  • Consumo de alcohol y drogas.
  • Problemas con la tiroides.
  • Como consecuencia de una infección no atendida.
  • Desbalance hormonal.
  • Tumores o quistes.
  • Genética

Sea cual fuere la causa, debes acudir con tu ginecólogo, él sabrá cómo ayudarte y te orientará de la mejor forma posible.

9 causas de esterilidad en hombres y mujeres… ¡cuídate!

Escoge el momento preciso, es mejor el fin de semana

Tal vez te suene un poco extraño, pero es el mejor consejo que puedo darte. Si se lo dices durante la semana tendrán poco tiempo tanto para hablar como para digerir la noticia. Además, el trabajo y las demás responsabilidades los distanciarán un poco. En consecuencia podrían suscitarse problemas de comunicación que los perjudicarán aún más. Por ello es importante que lo hagas durante el fin de semana pues tendrán todo el tiempo del mundo para platicar.

No es el fin del mundo…

 Recuerden que hay tratamientos para mejorar la fertilidad tanto femenina como masculina. Inclusive aunque no pudiese hacerse algo al respecto existe la adopción que también es una forma responsable y plena para ser padres.

Este video te puede gustar