¿No puedes dormir? 7 formas para conciliar el sueño más rápido

No podemos dejar de resaltar la importancia de dormir. Piénsalo así: dormir es un proceso que tu cerebro necesita para recuperarse, autoregularse. Ahora piensa cuántos procesos necesitan a tu cerebro. Sin embargo, hay ocasiones en que el insomnio nos traiciona y perece imposible conciliar el sueño. Si este es tu caso, estos consejos sin duda mejorarán su calidad.

Cuida el ambiente de tu habitación

giphy_sleep

No me refiero a que se vea linda la decoración. Para poder dormir plácidamente necesitas un lugar cómodo. Esto implica un colchón con buen soporte, sábanas suaves y frescas y una pijama ligera que no te apriete. Si quieres evitar arrugas, puedes usar fundas de satín o seda en tus almohadas. Además, procura eliminar los ruidos que te molesten. Incluso puedes buscar música que induce el sueño y escucharla antes de dormir.

Sigue una rutina de descanso dos horas antes de dormir

giphy_brushteeth

Muchas veces, lo que nos impide dormir es tener la mente trabajando a mil por hora en preocupaciones, pendientes y estrés. Necesitas tomar el tiempo para calmarla. El primer paso es apagar los aparatos electrónicos ya que la luz de las pantallas afecta a tu cerebro manteniéndolo activo. Aprovecha para crear tu rutina nocturna de belleza, lava tu cara, huméctala, lava tus dientes y aplica una mascarilla de noche… Hay muchísimas posibilidades, es cuestión de que designes tu rutina con actividades tranquilizantes.

Toma notas

giphy_diary

Vale la pena que lleves un diario. Úsalo para anotar una o dos cosas importantes que pasaron en tu jornada, así no las tendrás en mente cuando te acuestes. Además, durante el día deberás tomar nota de lo que podría afectar tu sueño. Anota cuándo y cuánto ejercicio haces, cuánta cafeína tomas, qué comes, tus horarios para despertar y dormir y cuántas horas duermes. Si no logras determinar qué te está alterando, puedes llevar este diario con un especialista.

Enfríate

giphy_ventilator

Nuestro cuerpo descansa mejor cuando la habitación está fresca. No se trata de enfriarla hasta que lleguen los pingüinos, la temperatura ideal es de 18 grados. Esto ayudará a que tu temperatura interna se regule y puedas dormir mejor y más rápido. Recuerda que el algodón es una de las mejores telas para termo regularte, esto sirve al escoger sábanas y pijamas.

Cena ligero

giphy_snackpatrick

Si cenas pesado, tu proceso de digestión puede causarte insomnio. Pero no vayas a dormir con hambre, porque el hambre te mantiene despierta. Tampoco es buena idea cenar un minuto antes de dormir, permite que inicie tu proceso de digestión y luego ve a la cama.

Aromaterapia

giphy_lanaflowers

Es una gran forma de combatir el estrés, consentirte y relajarte. Hay muchísimas esencias que pueden ayudarte y prepararte para dormir, puedes usarlas en tu almohada, para aromatizar tu habitación o al bañarte.

Relaja tu mente

giphy_meditation

Finalmente, la lectura es otro aliado para despejarte, pero evita los libros muy emocionantes o hasta de terror. Tampoco se trata de buscar uno aburridísimo con el que caigas dormida, más bien buscamos que dejes de preocuparte. Otra opción son los ejercicios de visualización o relajación, de hecho hay técnicas de respiración que ayudan a inducir el sueño. Por ejemplo, está el truco 4-7-8. Se trata de inhalar por tu nariz durante cuatro segundos, sostener el aire por siete y exhalar por la boca durante ocho segundos. ¡Realmente funciona! Induce la relajación y calma tu ritmo cardíaco.

Recuerda que si las pautas anteriores no funcionan, es momento de visitar a un especialista.



Este video te puede gustar